Robayo, el eje del medio campo del DEPORTES TOLIMA en la victoria ante Alianza Petrolera


Es quizá uno de los jugadores que mejor sabe leer el fútbol en Deportes Tolima. Y, aparte de ello, atraviesa por un buen momento, siendo importante tanto en marca como en ofensiva.

Con solo tres partidos, el volante bogotano Rafael Fernando Robayo se ha convertido en ficha fundamental en el andamiaje del 'Vinotinto y Oro', que sigue en alza futbolística y de resultados.

El capitalino, quien fue resistido por la afición cuando se anunció su contratación, poco a poco ha transformado la crítica en elogios. Y no es para menos. Fue uno de los más destacados en el triunfo (3-1) ante Alianza Petrolera.

"Fue muy positivo. Gracias a Dios se pudo ganar y ascender en la tabla, tuvimos una noche tranquila que nos permite pensar con tranquilidad en lo que se viene: Jaguares", apuntó Robayo.

Frente a los 'Aurinegros' no estuvo acompañado por Luis Alejandro Paz, sino por Carlos Robles. No obstante, junto al vallenato cumplieron una meritoria labor, que bloqueó los avances del visitante.

"Se sabe que todos estamos peleando por un puesto. Hoy Lucho no nos pudo acompañar pero Robles hizo un buen partido, (Carlos) Rentería también cumplió. Quien tenga que jugar que lo haga de la mejor manera", precisó.


Aplicado

Robayo conceptuó sobre las labores que le encomendó el técnico Alberto Gamero, que a su juicio se cumplieron a cabalidad. También sobre las características de juego de sus compañeros, sin demeritar a uno u otro.

"Con Lucho se tiene un poco más de marca que con Robles. Y ante el trabajo de Alianza lo que hicimos fue buscar espacios con Yohandry (Orozco), con el mismo Robles. Darle salida al equipo como volantes mixtos y funcionó", indicó.

Con la inclusión de Rentería, "La idea era mantener un triángulo en la mitad de la cancha, dándole un poco más de manejo a la pelota y bajándole un poco a intensidad que ellos tenían. En parte se logró hacer", agregó.

Ese trabajo fue aprovechado por jugadores como Danovis Banguero y Sebastián Villa, los asistidores del compromiso.

"Se le abrieron los espacios a nuestros extremos y aprovechamos. Pudimos ser contundentes y al final del partido salimos victoriosos", puntualizó Robayo, quien con sus 33 años viste su cuarta casaca en el fútbol colombiano.

No sería descabellado pensar que el 'flaco' sea como una especie de técnico en la cancha, pues no se discute que tiene liderazgo en el vestuario y analiza muy bien el desarrollo de los encuentros.

Lo que se viene

Sobre lo que será el equipo cordobés, este sábado (4 p.m.) en el estadio de Sahagún, Rafael ya piensa en varios aspectos que podrían hacer mucho más difícil la contienda. Todos ellos del entorno, pues no es lo mismo jugar en gramado artificial que natural.

"En cancha sintética la temperatura se incrementa un poco más. Habrá que hidratarnos bien estos días y recuperarnos pronto. Será una batalla complicada ante un equipo que también quiere ganar", dijo.