¿Qué se sabe de las obras inconclusas del Polideportivo 14 de Octubre de Ibagué?


El 15 de junio de 2017 se inauguró de forma oficial el césped sintético del Polideportivo 14 de Octubre, ubicado en el barrio Jordán II Etapa; famoso porque allí fue donde dio sus primeros pasos en el fútbol el hoy volante del Bayern Múnich de Alemania, James Rodríguez.

Pero desde entonces también quedaron a la 'deriva' las obras que debían hacerse en los camerinos del escenario deportivo, así como la construcción de dos muros de contención y el techado de las dos tribunas.

Han pasado ocho meses, y diferentes campeonatos nacionales en Polideportivo, como el zonal centro del Ponyfútbol 2017, sin que se muestre avance alguno en las tareas pendientes.


De hecho, el próximo lunes 19 de febrero el '14 de Octubre' será sede de un nuevo evento: El zonal clasificatorio del Campeonato Nacional Infantil, en el que vendrán delegaciones de Casanare, Vichada, Magdalena, Vaupés y Cundinamarca.

Por desgracia los deportistas deberán cambiarse en los viejos camerinos, que al parecer no cuentan con iluminación, o en las graderías, con las incomodidades que ello genera.

Por ello, El Rincón del Vinotinto le preguntó al alcalde de la ciudad, Guillermo Alfonso Jaramillo, por qué no se han culminado las obras en este escenario, que ha albergado a miles de niños y jóvenes en las últimas cuatro décadas.

¿Y las obras?

Jaramillo indicó que las refacciones que se hicieron en el escenario deportivo correspondían a recursos directamente asignados por Coldeportes, que invirtió 1.670 millones de pesos en lo que se denominó la primera fase. 

"Infortunadamente esa no fue una obra de la administración. Fue hecha con recursos nacionales y de congresistas, la cual solo supervisamos", indicó Jaramillo a El Rincón del Vinotinto.


Aunque se entregó el gramado artificial, el burgoamestre no quedó conforme con el trabajo hecho por la Unión Temporal Cancha Sintética, de la que hicieron parte el ingeniero Orlando Arana, Concivil y Dising, y cuyo representante legal es Daniel Torres Betancourth.

"Los camerinos debían haberse hecho. También el muro. Pero se tuvieron muchos enredos con ese contrato. Un contratista con el que hubo que luchar mucho para que terminara. Y cuando los contratos son con dineros de la Nación no podemos manejar ese tema", agregó.


El proceso de instalación de la grama tuvo al menos tres prórrogas, pues se encontraron inconsistencias en la calidad del 'tapete' cotizado y por diferentes causas, entre ellas el mal tiempo, no pudo entregarse en diciembre de 2016 sino en marzo de 2017. 

Esto obligó a que se adicionara en cerca del 100% la interventoría, debido a que el plazo de ejecución de la obra se amplió.

Jaramillo no se comprometió a dar fechas para la finalización de las adecuaciones, que se necesitan con urgencia. "Acá para sacar una licitación toca como un 'parto de mula'", indicó el mandatario local.


En contexto

Recordemos que en el acto de reapertura del escenario, el gerente (e) del Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación de Ibagué (Imdri), Diego López, indicó que la meta era terminar antes de diciembre pasado el escenario, para lo que se necesitaban recursos por más de $300 millones. 

"Quedarán pendientes otras adecuaciones en el transcurso de este año, para los camerinos, los muros de contención y las graderías. Garantizamos que todo se terminará", expresó en su momento el funcionario.