Agridulce debut del DEPORTES TOLIMA en la Liga Águila 1 2018: Cayó por la mínima ante Nacional


Por: Mario Alejandro Rodríguez 

Lo que se pensaba fuera un debut soñado para Deportes Tolima en la Liga Águila 1 2018 dejó al final un sabor bastante agridulce y la ratificación de que el fútbol no es de merecimientos sino de goles.

El 'Vinotinto y Oro' perdió por la mínima diferencia (0-1) frente al Atlético Nacional, en el estadio Murillo Toro de Ibagué.

El invicto de cuatro años, siete meses y 10 días ante los 'Verdolagas' se esfumó, con la desdicha de que el adversario no hizo gran cosa por el botín. 

El solitario gol del delantero Andrés Rentería (59'), en una gran acción individual, sentenció la historia de un compromiso en el que los palos salvaron a la visita de irse con las manos vacías. 

Al menos en cuatro ocasiones el conjunto de Alberto Gamero pudo desequilibrar la balanza, pero no contó con suerte en la definición. Dos de ellas con el atacante Ángelo Rodríguez, a quien además le anularon de forma injusta un gol.

La expulsión del lateral izquierdo Danovis Banguero (86') fue el colofón a la mala suerte del 'Pijao', que estrenó a tres de sus ocho refuerzos: El volante Rafael Robayo, el lateral Nilson Castrillón y el delantero Robin Ramírez. 

Pese a ello, los 15.000 espectadores presentes en las tribunas del 'Coloso de la 37' reconocieron el esfuerzo de un plantel que aún está en ensamblaje, sobre todo en su zona medular.

En la próxima jornada, el cuadro de la 'Tierra Firme' visitará al América de Cali, este sábado (6 p.m.), con el deber de sumar sus primeros puntos en la competición.


Mereció mejor suerte

El primer tiempo para el dueño de casa fue trepidante. Sin embargo, la falta de definición determinó que se fuera a las 'duchas' con un incómodo 0-0, ante un adversario que -a decir verdad- apostó a su zona defensiva y solo se arrimó en una ocasión con relativo peligro.

A los 8', el local dio su primer aviso, gracias a una incursión del lateral Danovis Banguero que se estrelló en los palos. Fue la primera de las cuatro que, de forma insólita, dieron contra los verticales y horizontales.

La respuesta del 'Rey de Copas se dio a los 13' con un 'sombrero' del mediocampista Vladimir Hernández, que por fortuna se fue por arriba del marco custodiado por el paraguayo Joel Silva, de poco trabajo en los 45' iniciales.

A partir de entonces, el desarrollo del juego se inclinó a favor de la 'tribu', que explotó la banda derecha con Nilson Castrillón y la figura de la noche: Sebastián Villa, siempre incisivo por esa zona, pero aún falto de gol.

Sobre los 22' Villa probó con un remate de media distancia al argentino Fernando Monetti, pero este pasó desviado del pórtico nacionalista. Y a los 35', el delantero Ángelo Rodríguez se perdió lo que era el primero de la tardenoche en Ibagué.

Un centro preciso de Castrillón fue recepcionado por el sanandresano, quien de cabeza la mandó contra el travesaño, ante la impotencia de Monetti. El marco sur del 'Coloso' de nuevo evitó el tanto tolimense, que hacía mucho más por los tres puntos.

Y para acabar de completar la mala fortuna, sobre el epílogo de la primera mitad apareció Cléider Alzate (45'), pero el paisa no aprovechó. Con un tibio remate le entregó el esférico al guardameta gaucho, quien clausuró su valla.


Sentenció

De cara al segundo periodo, el flujo de juego en el mediocampo mermó. Nacional se paró bien atrás y arriesgó poco, frente a un anfitrión que no tuvo el mismo dinamismo y se diluyó en medio de la ansiedad y por qué no decirlo, el desespero.

Y en un rápido contragolpe, el foráneo logró lo que no pudo el 'Vinotnto y Oro'. Sucedió a los 59', cuando el atacante Andrés Rentería, a pase de Diego Arias, la bajó de pecho entre los dos centrales y con potente remate de pierna derecha 'fusiló' a Silva, para el 0-1 concluyente.

La reacción del elenco 'Musical' no se hizo esperar. Apenas dos minutos después (61') el volante Rafael Robayo -de cabeza- por poco anota el empate, pero su impacto fue devuelto por el horizontal del arco Norte del Murillo. La acción terminó con un cabezazo de Rodríguez, mal invalidado por el árbitro Éder Vergara.

Fruto de la necesidad, el técnico Alberto Gamero se apuró con los cambios. A los 65' metió al paraguayo Robin Ramírez y al chocoano Marco Pérez por Ómar Albornoz y Cléider Alzate, de regular cotejo.

Pero faltaba una más contra los postes, para acabar con las ilusiones del 'Pijao' de lograr la paridad. Sobre el minuto 73 Ángelo se perdió lo que era el 1-1, con un disparo que dio contra el vertical izquierdo de Monetti. Inmaculado el argentino en su estreno en el rentado criollo.

Gamero quemó el último 'cartucho' con la inclusión de José Erik Correa por Rodríguez (75'); no obstante dicha variante no funcionó como se esperaba en el último cuarto del terreno de juego.

La más clara en el remate del partido la tuvo Danovis Banguero, a los 84', con un remate que contuvo Monetti, quien con lo justo ayudó para que su divisa se llevara los tres puntos de predios ibaguereños.

Pero luego, con su expulsión (86'), las ilusiones de salvar los 'muebles' se acabaron. La determinación del árbitro Vergara -quien venía de nueve meses de para- fue duramente criticada por el cuerpo técnico y jugadores del Tolima, inconformes con el trabajo del réferi.

En el penúltimo minuto (89') Nacional le perdonó la 'vida' al local, con una acción en la que el ariete tolimense Dayro Moreno no pudo definir con claridad frente a Joel Silva. Era el 2-0 lapidario, en un cotejo emotivo.