Polémica en El Espinal tras la visita del exastro de la Selección Colombia, Carlos 'El Pibe' Valderrama


La visita a El Espinal de Carlos Alberto 'El Pibe' Valderrama, uno de los íconos históricos del fútbol colombiano, generó revuelo: No por la relevancia del personaje en cuestión sino por las graves denuncias a la organización del evento.

A El Rincón del Vinotinto llegaron múltiples quejas de cómo, al parecer, se habría incumplido lo prometido a los niños y niñas de las escuelas deportivas del municipio, quienes querían jugar y tomarse una foto con el exastro de la 'tricolor'.

Según conoció esta redacción, a los menores se les pidió vender una serie de boletas, a 10.000 pesos cada una, con la promesa de que podrían compartir con el ídolo en el campo de juego el estadio Isaías Olivar, e incluso, tomarse postales con él.

"Pusieron a trabajar todos los clubes para que estos empresarios del evento se llevaran el dinero a costillas de nuestros niños y jugar con la ilusión de ellos", señaló un ciudadano que pidió reserva de su nombre.

Y agregó: "Los padres están muy disgustados están exigiendo que se devuelva el dinero, ya que muchos son de escasos recursos".

Según el ciudadano, el que quisiera jugar en el partido de 'El Pibe' tenía que pagar una cuota de $200.000. "En ese caso, todos nos sentimos idiotas útiles, asaltados en nuestra buena fe", dijo.

A juzgar por las fotografías, compartieron el 'picaíto' con Valderrama políticos que buscan llegar al Congreso de la República, además de otras personalidades locales. 

De hecho también se había programado una entrega de placas conmemorativas a las escuadras de la 'Tierra de la Tambora', pero las mismas no fueron dadas a las divisas.


Tristeza

A su turno, Yamile Arias Prada, del club Raza Tolimense, manifestó su profunda tristeza por lo que pasó en el escenario deportivo, pues sus pupilas estuvieron expuestas al inclemente sol por cerca de dos horas, con el deseo de llevarse un recuerdo de 'El Pibe'.

"Me duele que lo único que le importó a la organización fue la plata. Fuimos maltratados y ofendidos. ¿Cómo se les ocurre? ¿Tomando licor y agrediéndonos? ¡Qué es eso!", refirió la dirigente. 

A su vez, una de las menores, quien pidió no revelar su identidad, no ocultó su frustración por lo acontecido, pues dijo sentirse usada para el beneficio de otros. 

En medio de su impotencia acusó a 'El Pibe' de tener responsabilidad en lo acontecido, pese a que el exfutbolista estaba a merced de lo que le programó la logística del evento. 

"A mí me parece muy mal, porque a él se le dio una plata para que fuera e hiciera las cosas que se habían preparado. No decir que estaba cansado, mamado (sic)...Entonces, ¿Para qué le estaban pagando si no lo iba a hacer completo?", expresó la joven futbolista.

"Nos hubieran dicho que él solo llegaba a jugar y se iba. No más, no engañarnos e ilusionarnos. A los demás sí les cumplió, pero a los niños no", añadió decepcionada. 


La versión del organizador

Esta redacción contactó a John Cortés, el organizador de la visita de Valderrama a El Espinal, con el fin de conocer -como es previsible- su postura ante tan serias denuncias.

De entrada, Cortés reconoció que sí hubo fallas en la logística, pero que las denuncias sobre el tema de la boletería no son ciertas, pues el compromiso con los clubes estaba claro: Vender las entradas asignadas a cambio del ingreso gratuito.

"Las escuelas de fútbol me dijeron que querían jugar un cuadrangular para verlo desde la grama. Y viendo a los niños les dije que la idea era que nos ayudaran a vender las boletas, a cambio de que entraran gratis", indicó Cortés.

Del mismo modo, le 'echó la culpa' a los entrenadores por el desorden que impidió que las placas fueran entregadas, pues algunos de ellos se fueron del estadio antes de lo previsto. Aunque expresó su intención de hacérselas llegar a todos los clubes, pues fueron hechas para ellos. 

"Por sapo (sic) armé unas placas, con mi plata, las cuales firmó 'El Pibe' para que fueran entregadas a cada club, no al niño. ¿Cómo pretenden que él se va a tomar fotos con todos? ¡No lo dejaron, había mucha gente! A los clubes que quieran recibirlas se les entregará", agregó el organizador.

Según su versión, hubo equipos que se habrían aprovechado del evento para revender las entradas $5.000 más del valor original, dineros que no le fueron reportados.

Aceptó errores

Cortés hizo su 'mea culpa' y aceptó que producto de su inexperiencia en este tipo de actividades quizá se cometieron graves errores que afectaron su normal desarrollo.

"Fallas hubo porque no soy experto en esto, pese a que queríamos que todo saliera de la mejor manera. No voy a decir que hice el mejor evento, pues no fue así", expresó el empresario, quien pese a ello manifestó su deseo de seguir haciendo esta clase de eventos.

Cortés indicó que en la traída de 'El Pibe'- quien estuvo por dos horas en el Isaías Olivar- se le fueron casi $20 millones, y solo $10 millones se habrían recogido con la venta de aproximadamente 1.300 entradas.

"Hay gente que está muy contenta con el evento (...) ¿Qué hubo patrocinadores que tuvieron privilegios? Sí, lógico, porque necesitábamos recoger plata. Si un patrocinador paga, se hace", finalizó.

Fotos: Suministradas