Le jugamos mano a mano a Nacional: Gamero y la clasificación de DEPORTES TOLIMA a la 'semi' de la Liga Águila 2 2017


Satisfacción absoluta. El 'salvador' del Deportes Tolima en el año 2017, Alberto Miguel Gamero, logró lo que parecía imposible: Aguantar con 10 hombres la embestida de Atlético Nacional, forzar la serie de cuartos de final de la Liga Águila 2 2017 hasta los penales y apelar al ímpetu de grupo para dar el golpe más grande en los últimos tres años.

El 'Sonero' acertó en casi todo su planteamiento. Apostó a jugarle de tú a tú al 'Rey de Copas', sin nada que perder, pero un tesoro gigante por encontrar. Y de no ser por Franco Armani, el primer periodo hubiera culminado en favor de su divisa.

Y cuando el tiquete a la semifinal parecía esfumarse, no se dio por vencido. Replanteó, se resguardó y metió el juego al congelador. Luego confió ciegamente en las capacidades de su golero, Joel Silva, quien una vez más se vistió de 'Superhéroe', nada menos que en el gramado del Atanasio Girardot.

El único que quizá erró fue en la convocatoria del tumaqueño Julián Quiñones, quien demostró que no anda en un buen nivel, pues fue el causante de la falta transformada en gol por el chicoraluno Dayro Moreno.

"Me gustó que el equipo le vino a jugar mano a mano a Nacional, a pesar de que tenemos jugadores importantes fuera del equipo no vinimos a escondernos", indicó Gamero en rueda de prensa.

"Desde que salí hacia el estadio vi al grupo motivado, alegre, consciente de la responsabilidad. Cuando hice la charla les pedí: Esta es la idea que estoy viendo desde el avión y la quiero ver plasmada en el estadio, pase lo que pase", agregó.

Y es que era una noche especial. Todo estaba dado para que la celebración fuera 'Pijao'. La hinchada local 'abandonó' a su equipo, pues solo 20.000 espectadores dijeron presentes en las tribunas. 

Moreno fue uno más en los 90' finales y Armani, reconocido 'antipenal', esta vez se quedó con las ganas de si quiera contener un cobro. Ni la expulsión de Rafael Carrascal fue capaz de 'matar' la ilusión de la 'tribu', que se agigantó como si fuera David frente a Goliat.

"Cuando salió Carrascal vi la clasificación comprometida. Porque jugarle a Nacional con 10 hombres en Medellín, buscando una clasificación no es fácil. Vi a los muchachos correr y con ganas de clasificar. Eso me dio mucha satisfacción", complementó el 'Sonero'.


La lotería

A la hora de la verdad, a Gamero le sobraron hombres para asumir el duro reto, pese a que al frente estaba el golero por el que en redes sociales hacen fuerte campaña para su nacionalización, y ser tenido en cuenta por el seleccionador José Néstor Pékerman.

"Pregunté quiénes querían cobrar los penales. ¡Y todos alzaron la mano! Pero les dije: Solo son cinco. Se me hizo raro, vi la alegría de ellos, porque cuando terminó el partido salieron tranquilos", expresó el adiestrador de los 'Musicales'.

Sergio Mosquera, José Lloreda y Avimiled Rivas convirtieron. No así el joven Sebastián Villa, a quien se le perdonó el yerro por haber sido el artífice del penal que, a los 55', revivió a los de Ibagué en el partido, anotado por Marco Pérez. 

Sin embargo, el 'show central' estuvo a cargo del paraguayo Silva, quien se creció ante John Mosquera y Daniel Bocanegra, a quienes les contuvo los cobros dirigidos al palo derecho del arco sur del Atanasio.

"Joel se tiene tanta confianza en los penales, tanta, que cuando vi que íbamos a penales él les dijo a los muchachos ustedes hagan lo suyo que yo hago lo mío. Joel nos salvó", agregó el técnico samario.

El juego 

Para Gamero, quien afrontará su cuarta semifinal en 'Play Offs' con la 'tribu', el primer periodo fue parejo. Tanto el dueño de casa como su escuadra merecieron irse arriba en el marcador, con dos propuestas un tanto diferentes.

"Ellos tuvieron opciones y nosotros también. Pero nos manejamos bien. Por momentos hicimos una presión en zona alta, donde Nacional es muy peligroso en ese inicio, porque ha tenido jugadas que terminan en gol", indicó el profe.

Y añadió: "Pensamos que íbamos a encontrar un Nacional desesperado y por momentos tuvimos el balón gracias a eso. Pero luego ellos se nos volcaron. Lo que pasa es que también nos defendimos bien".

Fue consciente que la lesión de Juan Guillermo Arboleda (45') como la roja vista por Carrascal (78') lo obligó a reaccionar rápido. Sobre todo la ausencia del sucreño, partícipe en la acción de penal para la paridad en la serie. 

"No creo que Arboleda se nos haya desgarrado, pero salió con una molestia que ya no podía más (...) Luego Nacional nos metió en un arco cuando expulsamos a Carrascal. 

"Hicimos un 4-4-1 y era obvio que eso pasaría. Pero a veces la táctica es muy importante en los partidos y la nuestra fue muy buena, porque los obligamos a que nos tiraran centros", afirmó el 'Sonero'.

La gran sorpresa de la noche fue el volante argentino Mariano Vázquez, quien cumplió pese a que tenía tres meses sin jugar. El 'gaucho' descrestó por la banda izquierda, aunque fue el gran sacrificado tras el 2-0 en contra en los primeros cinco minutos de la segunda mitad.

"Los que no juegan trabajan más que los que juegan. Ningún jugador me puede decir que está falto de fútbol. ¿Por qué Mariano (Vázquez)? porque juega en la posición de Montoya y estamos en una encrucijada en la que juega uno u otro", puntualizó.


Viejo conocido

Gamero tiene muy bien estudiado a Independiente Santa Fe, su rival en la semifinal de la Liga 2 2017. Será un viejo conocido, más allá de que con la gestión del uruguayo Gregorio Elso Pérez -ex Tolima- haya cambiado un poco su 'fisionomía'.

"Es un equipo muy táctico, con 4-3-3, con tres delanteros y dos jugadores muy abiertos: John Pajoy y Ánderson Plata y dos interiores Baldomero Perlaza y (Juan Daniel) Roa que salen siempre jugando", indicó.

"Ya los enfrentamos en la final del año pasado, hace más de 20 días jugamos con ellos, pero vamos a estudiarlos bien. Me parece que es una semifinal apta para cualquiera de los dos", finalizó.

En frases

Sergio (Mosquera) me parece que es un central completo, que hasta juega bien como marcador, que tiene fuerza, saltabilidad, tiene todo.

(Sebastián) Villa lleva tres años en el Tolima, y es un jugador que poco a poco se ha ganado la confianza del grupo. Es uno de los jugadores más importantes que tenemos.