¿Por qué no se llenó el Murillo Toro? Hubo grandes espacios en el juego entre DEPORTES TOLIMA y Nacional


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Al final, el estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué no se llenó para el primero de los dos partidos entre Deportes Tolima y Nacional, este domingo, por los cuartos de final de la Liga Águila 2 2017.

Al parecer, los notables incrementos en los precios de la boletería hicieron que tribunas como Occidental Numerada, Occidental General y Oriental lucieran con grandes espacios sin ocupar, en lo que pintaba ser un partido para tener la casa llena.


En la localidad de Numerada, por ejemplo, la asistencia no llegó ni al 50%, siendo esta la localidad más costosa para este partido y la que ofrecía -en teoría- mayores comodidades para el acceso al escenario.

Recordemos que su valor pasó de $51.000 a $153.000: es decir, un aumento del 200% en comparación con el empate (2-2) ante Junior del pasado 5 de noviembre, por la fecha 19 de la fase regular.



Por su parte, en la General, la ocupación de hinchas tampoco fue la esperada, pues hacia los costados laterales quedaron centenares de sillas vacías, a la espera de aquellos que quizá prefirieron ver el cotejo por la televisión abierta.

Tal vez eso ocurrió debido a que su precio pasó -de un partido a otro- de $36.000 a $83.000, con lo que tuvo un incremento del 130,5%; a todas luces insostenible para el bolsillo de gran parte de los ibaguereños.


Y en el sector de Oriental, si bien hubo una numerosa presencia de hinchas, tanto del local como los infiltrados del visitante, solo llegó al 70% de su capacidad a ojo de buen cubero.

En este caso, fue evidente que los hinchas prefirieron migrar a las localidades de Lateral Sur y Lateral Nororiental (Familiar), pues el aumento llegó al 231,2%: De $16.000 pagados en el choque frente a los 'Tiburones' a $53.000.


También lució con menos hinchas de los esperados la Lateral Noroccidental (Visitante). Fueron pocos los hinchas nacionalistas que le pagaron 63.600 -antes costaba $66.000- pues hicieron la fácil: Comprar la boleta de la Lateral Nororiental (Tribuna familiar) y luego presionar para ser trasladados.

La estrategia al presidente del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, le salió a medias. Aunque la taquilla es -hasta el momento- la mejor del semestre, con cerca de 19.000 espectadores y cientos de millones de pesos en las arcas, de seguro está lejos de sus expectativas.

Los precios de las entradas ante los paisas solo son comparables en el último año con los de la final de la Liga Águila 2 2016, ante Independiente Santa Fe. Y eso lo sintió la afición, la cual aún no es entendida en su complejidad y su contexto por el club.



Fue obvio que el dirigente prefirió plata a un mayor acompañamiento, que hubiera sido aún más trascendental para un grupo de jugadores que ya acumula 11 partidos sin perder bajo la batuta de Alberto Miguel Gamero. 

¿Temor a que sea el último partido del año? Es casi un hecho que así fue. En el estadio Atanasio Girardot de Medellín la 'tribu' llegará con una ventaja mínima (1-0), la cual tendrá que defender ante el segundo mejor local de la Liga.