Mauricio Jaramillo se defendió de las acusaciones de 'El Chatarrero': Además explicó negocio con DEPORTES TOLIMA


Mauricio Jaramillo Martínez, exsenador de la República, salió este miércoles a defenderse de las acusaciones que hizo Jorge Alexander Pérez, 'El Chatarrero', quien indicó que el político recibió $1.500 millones por la disposición final del recebo de la Unidad Deportiva de la 42.

En sus declaraciones, el exsenador aclaró que a través de la firma Sima Ltda., de la cual es su representante legal, solo facturó $136 millones 740 mil, y no la cifra dada a conocer por el excontratista de las obras de los Juegos Nacionales 2015, quien dijo no conocer.

El jefe del Partido Liberal en el Tolima enfatizó que con quien hizo el trato para disponer de dicho recebo fue Arturo Giraldo, amigo del exalcalde Luis H. Rodríguez, capturado por presuntamente haber recibido coimas de Pérez para otorgarle el contrato de la Unidad Deportiva.

Sin embargo, denunció que Giraldo solo le pagó $80 millones de lo pactado, por lo que procedió a demandarlo para que le cumpla con las obligaciones económicas pendientes. 

"A mí lo único que me interesaba era el negocio que tenía con él, nada más. Los demás no me interesan (...) Esto en nada afecta al municipio, porque es un negocio entre particulares", precisó el dirigente, hermano del alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo.

Jaramillo salió en defensa de su derecho de libre empresa y negó que haya sido favorecido con un permiso exprés por parte de la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) para recibir en la finca El Encanto, ubicada en cercanías del aeropuerto Perales, el material seleccionado (tierra negra).

"¿Quién dijo que no puedo cobrar por eso? Antes de ser senador era un constructor exitoso en Bogotá. Creo que soy de los pocos políticos que entró a esto con cierto capital y me retiré del Senado para no combinar las dos actividades. Pero para algunos yo no puedo hacer negocios", refirió el político.

Jaramillo demandó por fraude procesal y falso testimonio a Pérez, quien actualmente se encuentra privado de la libertad, en búsqueda de un preacuerdo con la Fiscalía.


El negocio con Deportes Tolima

A su vez, reconoció que con dicho material fue que niveló parte de los terrenos de El Encanto que luego fueron vendidos a principios de 2015 a Gabriel Camargo Salamanca, presidente del Club Deportes Tolima, en una cifra cercana a los $6.000 millones. 

Inicialmente era por un monto menor, pero ante las exigencias de Camargo de tener el terreno parejo para construir rápidamente las canchas Jaramillo se hizo cargo de la nivelación. 

"Se mejoraron tanto los terrenos que allí encontramos seis canchas de fútbol del Deportes Tolima y su escuela de fútbol. Cumplió una finalidad importante, pues tienen seis canchas de fútbol para la práctica de esa actividad para los jóvenes", indicó Jaramillo.

Explicó que luego de haberle entregado los terrenos a Camargo Salamanca, cerca de 14 hectáreas, Giraldo siguió facturándole el material seleccionado restante al club profesional, pues ya no era de su competencia.

"Yo le vendo al club una parte importante de ese predio, en el que se pidió autorización para la nivelación. Y luego llegó el momento de hacerle entrega del terreno, quien siguió facturando el material seleccionado es el Deportes Tolima", señaló.

Y se cuestionó: "¿Entonces el Deportes Tolima se confabuló para toda esta patraña que me han inventado? No. Y tenía que hacerlo (Cederle el convenio por el recebo) porque había un negocio y los beneficios del mismo también los debía obtener el club".

"Si hubiera algo sucio (Tolima) no le hubiera facturado. Si le preguntan al señor Giraldo él seguramente les mostrara", agregó Mauricio Jaramillo.

Indicó que bajo ninguna circunstancia se recibieron escombros en su propiedad, pues en vez de mejorar el terreno este material sobrante lo que hace es perjudicarlo y disminuirle su valor. 

"Las canchas de fútbol son perfectas, donde llegue a recibir material diferente al seleccionado eso con el tiempo se presentan hundimientos y las millonarias inversiones del Deportes Tolima se perderían", recalcó.

La otra parte del predio El Encanto, recalcó Jaramillo, se la reservó para la siembra de pasto, y así producir heno para el consumo animal.  


Negó cercanía con Luis H. 

Y aclaró que se distanció de Luis H. Rodríguez y del exasesor del municipio, Orlando Arciniegas, debido a que según él no estaba de acuerdo con el manejo que le dieron al tema de la contratación de los estudios y diseños de los Juegos Nacionales 2015, entregado en 2013 a la firma Typsa.

"Venía cuestionando desde hace mucho tiempo ese mal accionar. Si hubiera hecho negocios con esa gente: ¿Ustedes creen que habría perdido la Gobernación (del Tolima) por 2.000 mil votos?", precisó.

Aunque sí aceptó su responsabilidad política por haberle dado el aval en 2011 para su candidatura a la alcaldía, en su condición de directivo del Partido Liberal. 

Foto: Don Tamalio