Los hinchas están siendo egoístas con el equipo: Gamero y lo que le dejó el 3-0 de DEPORTES TOLIMA ante Pasto


Las bajas asistencias al estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué tienen muy desilusionado al técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero. 

El 'Sonero', quien de los últimos 24 puntos cosechó 18 en la Liga Águila 2 2017 y está a un paso de los 'Play Offs', le hizo un público 'jalón de orejas' a los aficionados del 'Vinotinto y Oro', quienes no se han hecho presentes en buen número a los últimos cotejos.

"Lo que le digo a la gente es que se de cuenta del esfuerzo que han hecho los muchachos. Nosotros en esta semana fuimos a jugar ante Santa Fe (1-1) y Águilas (1-1) y se notó un desgaste grande", adelantó el estratega.

Muestra de ello es la poca presencia de espectadores en la noche del jueves, cuando el cuadro 'Pijao' derrotó 3-0 al Deportivo Pasto, en juego de la fecha 18 de la fase regular. 

Con generosidad podría decirse que 5.000 espectadores disfrutaron del triunfo ante los 'Tricolores', aunque la cifra -que no es oficial- sería inferior a los que vieron el 1-0 frente al Bucaramanga el pasado 22 de octubre.

"Este equipo me parece que necesita más acompañamiento de la gente. Los hinchas están siendo egoístas con el equipo. Los muchachos están poniendo todo de su parte para dar satisfacciones. Les están diciendo: 'Queremos que salgan del estadio felices, que vengan los partidos'", añadió. 

El samario dejó en claro que ante Junior, este domingo (6 p.m.), espera ver las tribunas del 'Coloso de la 37' como se lo merece su escuadra. Además de ser el último partido en casa de la primera fase, que definiría el tiquete a la fiesta de fin de año, tendrá al frente al semifinalista de la Copa Sudamericana.

"El domingo será un partido muy bonito contra un gran rival. Es el momento para soñar y ver el estadio lleno (...) Estamos pensando en sumar puntos para pelear la posibilidad de un cuarto lugar y ser cabeza de serie", puntualizó Gamero.

Será la primera vez en la que enfrente a su exescuadra, de la cual fue despedido -irónicamente- por malos resultados en marzo pasado.


Buenas sensaciones

En cuanto al balance que le dejó el triunfo ante los nariñenses, Gamero ponderó las capacidades del adversario, que en igualdad numérica generó problemas y estuvo a punto de irse con la ventaja al vestuario. El golero paraguayo Joel Silva fue el responsable de que eso no sucediera.

"Presentíamos que iba a ser un partido muy complicado, muy difícil. En el primer tiempo, cuando estábamos 11 contra 11, nos costó. Me parece que Joel (Silva) tuvo una noche espectacular. Pasto tuvo opciones de gol y no encontramos ese manejo", precisó el adiestrador costeño.

Y agregó: "Por momentos cambiamos la figura, con un 4-1-4-1, le di más libertad a (Carlos) Rentería, retrasé a (Avimiled) Rivas y sectorizamos a (Santiago) Montoya y ahí emparejamos las acciones".

Reconoció, a su vez, que fue un grave error salirle a hacer un partido físico a un equipo que venía descansado y que no tuvo problema alguno en apostarle a la velocidad de sus delanteros. 

"Cometimos errores y quisimos en los primeros minutos jugares un partido de ida y vuelta al Pasto. Y nos equivocamos, porque este equipo viene de jugar dos encuentros más, ante Santa Fe y Águilas Doradas y eso se sintió", expresó.

Gamero explicó como capitalizó la superioridad en el campo tras la expulsión del volante de la visita, Javier Reina, quien no terminó el primer periodo al ver la doble amarilla. 

"Después de la expulsión (de Javier Reina, 44') fuimos justos ganadores y dominadores del partido (...) Veo que no hay generadores de fútbol por parte de ellos y me parece que (Rafael) Carrascal (quien entró por Avimiled Rivas) le podía dar un poco más de manejo y asociarse con Montoya", apuntó.


La racha de Marco

Si alguien contento por el buen momento que vive el delantero chocoano Marco Johnnier Pérez es Gamero. Bajo su gestión, el atacante logró seis de los siete goles que suma en la Liga 2 2017, en los últimos siete compromisos.

Pero ante el regreso del sanandresano Ángelo Rodríguez, Pérez ha pasado de centrodelantero a extremo por derecha, la posición en la cual ha jugado desde que se tenga memoria de él en el conjunto ibaguereño.

"Marco el año pasado era el asistidor de Ángelo. Y ante su ausencia comenzó a hacer gol. Pero queremos que no pierda la vocación, va a ver momentos en el que le diremos que no sea marcador sino que se quede en punta para que tenga la posibilidad. Y lo está entendiendo", enfatizó. 

La cifra: 75% de rendimiento tiene el técnico Gamero al frente del Deportes Tolima desde su retorno, el pasado 23 de agosto.

Foto: Win Sports