Barras organizadas de Atlético Nacional no podrán entrar a Ibagué para partido ante DEPORTES TOLIMA


El alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo confirmó que a las barras organizadas del Atlético Nacional no se les permitirá el ingreso al estadio Manuel Murillo Toro, de cara al partido del domingo (5:05 p.m.) ante Deportes Tolima.

La decisión, según explicó el mandatario local, tiene que ver con el mal comportamiento de gran parte de los aficionados 'Verdolagas' en la capital tolimense, como ha acontecido en las dos recientes visitas de su divisa. 

"Vamos a cerrar fronteras a los hinchas, no queremos que vengan acá a asaltar tiendas. No podemos permitir que vengan a saquear y ultrajar", indicó Jaramillo al Combo Deportivo de Caracol Ibagué.

Aclaró que los seguidores del cuadro antioqueño que quieran ver el encuentro deberán hacerlo sin usar algún tipo de distintivo: Sean estos camisetas, banderas, bufandas y estandartes. 

En febrero de 2016, luego de los serios enfrentamientos con las barras locales, se impuso una sanción a las agrupaciones Los del Sur y Nación Verdolaga, que a juzgar por las declaraciones de Jaramillo sigue vigente. 

Recordemos que el club local determinó que el sector destinado para los hinchas nacionalista será la Lateral Noroccidental, a un costo de $63.000. 

Aunque el hecho de que no lleven elementos alusivos a su equipo abrirá la posibilidad de que copen las demás tribunas, pues no existirá la forma de identificarlos.


Polémica por el ingreso de menores

Del mismo modo, Jaramillo dejó en claro que la obligación de Deportes Tolima será permitir el ingreso gratuito de menores entre 5 y 16 años a la tribuna Lateral Nororiental, acompañados de un adulto con boleta.

Lo anterior como quedó estipulado en el contrato de arrendamiento 026 de 2017, en el que se beneficia al equipo profesional con un valor mucho más bajo en el alquiler del estadio Murillo Toro, del que pagó durante 2016.

"Si los niños no pueden entrar, entonces lo que tenemos es que suspender el partido. Los campos de juego no pueden campos de batalla. Que no se le vaya a ocurrir a don Gabriel Camargo a poner pagar a los niños boleta", tiró Jaramillo.

El burgomaestre fue enfático en manifestar que bajo ninguna circunstancia aceptará una prohibición en ese tema. Ni del presidente del Tolima, Gabriel Camargo, ni de la Policía Nacional, a la cual conminó a garantizar el pleno ingreso de los asistentes. 

"Esto no es un Coliseo Romano en donde matan gente. Si el espectáculo no es seguro para los niños no lo es para nadie. Y Camargo lo que está buscando es hacer su agosto", agregó.

El pronunciamiento del alcalde va en contravía de lo expresado con Camargo, quien indicó en Los Dueños del Balón de RCN Radio que fue la fuerza policial la que habría establecido la restricción a la entrada de menores.

En todo caso será potestad de la Comisión Local para la Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol la que le dé claridad a este espinoso tema.