¿Con plata de los Juegos Nacionales ayudaron campaña de Toledo a la Alcaldía de Ibagué?


Este sábado, durante la solicitud de medida de aseguramiento al exalcalde de Ibagué, Luis H. Rodríguez, se conocieron detalles de la forma cómo la corrupción estuvo al servicio del continuismo, que quería prolongar su estadía en el poder con Jhon Ésper Toledo.

Jorge Alexander Pérez, más conocido como 'El Chatarrero' y quien fuera contratista de la Unidad Deportiva de la 42 para la remodelación y construcción de escenarios de cara a los Juegos Nacionales 2015, confesó que financió la campaña a la Alcaldía del exsecretario de Gobierno.

Así lo dio a conocer la Fiscalía en la grabación que presentó para demostrar la culpabilidad del exalcalde en los delitos de interés indebido en celebración contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado apropiación y prevaricato por omisión.

De acuerdo con Pérez, Luis H. le pidió en persona que contribuyera económicamente con los gastos generados por la campaña de Toledo, quien se lanzó al cargo de elección popular por el Partido Cambio Radical, tras no recibir el aval del Partido Liberal. 

La idea era que con la elección de este como mandatario de los ibaguereños para el periodo 2016 -2019, se continuarán con las obras contratadas en la Unidad Deportiva pese al evidente desfalco y, por ende, el retraso que perjudicó a las justas.

"El doctor Luis H. nos dijo que debíamos apoyar al candidato que él estaba postulando para que continuara el año que venía la obra y no tuviéramos ningún problema", relató 'El chatarrero' en el interrogatorio hecho por el ente investigador.

Luego de esto, Pérez se reunió en una casa de Portal del Vergel, un sector exclusivo de la ciudad con el entonces candidato. Allí, Toledo le reiteró la petición de aportarle dinero a su campaña al Palacio Municipal, petición a la cual accedió. 


El aporte

'El Chatarrero' dio a conocer que fueron $25 millones en efectivo los dados al excandidato para sus aspiraciones, los cuales habrían sido gastados en concepto de publicidad. 

Aunque el monto para algunos resulta ínfimo, en comparación con otras denuncias, lo que se pone en consideración es la intención de desviar cualquier cantidad de recursos a menesteres que nada tenían que ver con el futuro del deporte en la ciudad. 

Y es que con la elección de Toledo también se podría asegurar el pago de coimas acordado, que según Pérez era del 10%: 6% para el exburgomaestre y el 4% para el exasesor Orlando Arciniegas Lagos y demás funcionarios y contratistas involucrados.

Por ello, fue tal compromiso de Luis H. en la campaña de su exsecretario que a su esposa, Luz Amparo Noreña, se le vio en múltiples ocasiones en actos públicos vistiendo prendas con el lema 'Toledo, alcalde de Ibagué'.

"El Alcalde daba por hecho que el candidato ganador era Jhon Esper Toledo, para quien estaba trabajando y ubicando contratistas para que apoyaran la campaña", indicó la Fiscal.

La confesión de Pérez también salpicó al exsenador Mauricio Jaramilllo Martínez, de quien dijo hizo negocio con la disposición final de tierra y escombros retirados de la Unidad Deportiva, al recibir cerca de $1.500 millones. 

A su vez, al exconcejal Óscar Berbeo, a quien le compró -también con dineros de los Juegos- la concretera Boylam, por más de de $2.600 millones. Los dineros hacían parte del anticipo dado por la Administración para avanzar en las obras.