Cardona, en el 'Ojo del Huracán': Protagonizó acto de racismo en la caída de Colombia ante Corea del Sur


Pocos son los que dudan de sus capacidades técnicas del volante Edwin Cardona. Pero son sus actitudes extrafutbolísticas las que mandan al traste sus logros y ponen nuevamente en entredicho su aporte a la Selección Colombia. 

El antioqueño protagonizó este viernes un acto racista en la derrota (2-1) ante Corea del Sur, en el primero de los dos amistosos FIFA de la 'tricolor' por territorio asiático, celebrado en el estadio Mundialista de Suwon.

Corría el minuto 62 del juego cuando se registró un rifirrafe en campo coreano, por una supuesta agresión contra el mediocampista James Rodríguez, quien a su vez 'levantó' a un rival del piso por creer que quemaba tiempo.

En medio de la posterior discusión, en la que también intervino el capitán Abel Aguilar, se acercó Cardona, quien estiró sus ojos y simuló tenerlos rasgados, en clara ofensa a sus rivales por su condición física.

El hecho generó de inmediato todo tipo de comentarios en redes sociales, en su gran mayoría de reproche ante la actitud del paisa; al parecer acostumbrado a hacer este tipo de 'monerías' a sus adversarios.

Incluso medios internacionales como La Gazzeta dello Sport de Italia y Olé de Argentina. entre otros, criticaron el comportamiento del jugador, hoy por hoy en Boca Juniors, y quien venía de ser expulsado en el superclásico ante River Plate. 

La FIFA, siempre severa en manifestaciones racistas, podría sancionar al jugador si encuentra mala intención -como en efecto la hubo- en la actuación del antioqueño, quien había ingresado al partido para la segunda mitad en reemplazo de Giovanni Moreno. 

Si lo llegara a hacer, la participación de Edwin en el Mundial de Rusia 2018 sería más una ilusión que una realidad, pues como mínimo podría recibir cinco fechas de suspensión en partidos oficiales. 

Por el momento no se conoce si la Asociación Surcoreana de Fútbol presentará queja formal ante el organismo por los hechos que pusieron en el 'Ojo del Huracán' al futbolista 'cafetero' de 24 años.