¡Bomba! Dimayor suspendió seis meses por presunto doping al exarquero del DEPORTES TOLIMA, Luis Delgado


La Comisión Disciplinaria de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) decidió suspender por seis meses al exarquero del Deportes Tolima, Luis Enrique Delgado, por presunto doping mientras militaba en el 'Vinotinto y Oro'.

De acuerdo a la Comisión, se identificó la presencia de  presencia de la sustancia 'Sibutramine – OH Sibutramina', la cual no está permitida, en la muestra tomada al jugador el 8 de diciembre de 2016.

En ese día, el golero santandereano fue suplente del paraguayo Joel Silva en la derrota (1-0) del Pijao ante Atlético Bucaramanga, por la semifinal (Ida) de la Liga Águila 2 2016. 

"Mediante Resolución No. 020 de 2017 del 26 de octubre de 2017 adoptó una decisión final dentro de la investigación adelantada contra el señor Luis Delgado Mantilla, por presunta violación de la normatividad antidopaje, al haber identificado la presencia de 'sibutramine - OH Sibutramina' originada en la muestra número 4075327, tomada en competencia el 8 de diciembre 2016", publicó la Comisión.

La Sibutramina es una sustancia se presenta en productos para adelgazar y pasa inadvertida dado a que, por lo general, es un ingrediente no declarado en la etiqueta de los productos que la contienen.

Vea la resolución de la Dimayor sobre el caso Luis Delgado

Según se conoció el jugador la habría consumido a través de 'Lipoblue', sobre el cual el Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) no habría lanzado a tiempo una alerta sanitaria que impidiera su comercialización.

"El producto contiene ingredientes herbarios puros con considerable capacidad de pérdida de peso, esto es con fines distintivos al rendimiento deportivo", alegó la defensa del guardameta para desvincular al jugador del presunto dopaje.

Y agregó: "El producto no fue usado intencionalmente para obtener un mejor rendimiento, esto se observa en las tablas suministradas por Transfer Mark que no presenta una curva ascendente o destacada que permitan concluir (...)  que con la ingesta del producto hubiera generado alguna ventaja".

Pero en el concepto de la Comisión -que reconoció que Delgado lo utilizó sin saber que infringía la normativa- "lo anterior no excluye el deber de diligencia al asegurarse que ninguna sustancia prohibida se introduzca en su organismo, más aún encontrándose en competencia".


El proceso

De acuerdo con el comunicado divulgado en la página web de la Dimayor, la Comisión notificó a Delgado el 19 de enero de que se le abriría una investigación por ese hecho, tras conocerse el resultado adverso de la prueba practicada al portero.

Luego, el 9 de febrero, dicha comisión conminó a Delgado a que en el término de cinco días hábiles solicitara las pruebas que considerara necesarias para su defensa, lo cual hizo.

Y el 28 de marzo continuó el proceso, con el auto que se pusieron en conocimiento tanto las pruebas a favor como en contra del profesional. Entre ellas se destacan el oficio del Coordinador del Grupo Nacional Antidopaje que informó del 'doping'.

Entretanto, el 29 de agosto se requirió al apoderado de Delgado, quien dio a conocer los argumentos por los cuales su defendido no incurrió -de manera intencional- en falta alguna al Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y la reglamentación antidopaje.

Durante el primer semestre del año circularon en Ibagué una serie de informaciones que apuntaban hacia ese sentido, debido a las frecuentes ausencias del jugador en la nómina principal del cuadro de la 'Tierra Firme'.

De hecho, estuvo en duda su inscripción ante la Dimayor. Por ello se facilitó la llegada del ibaguereño Aldair Alejandro Quintana por si surgía algún impedimento para la actuación de Delgado. 

Sin embargo, cuando se le preguntó a Delgado el futbolista negó que ocurriera alguna situación anómala que le impidiera actuar con la divisa 'Pijao' y adujo problemas personales que merecían toda su consideración.

En contexto

Recordemos que el jugador dejó la escuadra tolimense a mitad de año, tras anunciar que no había una 'sana competencia' por el puesto en el onceno inicialista. Antes, en octubre, protagonizó un fuerte 'rifirrafe' con el técnico Alberto Gamero, que destapó las diferencias con el 'guaraní' Silva.

"Se termina ahora mi contrato (30 de junio) y la verdad quiero cambiar de aire, tener otra posibilidad, de poder jugar en donde exista una sana competencia", dijo en mayo Delgado, al no estar en los planes del entonces timonel Óscar Quintabani.

Contra la decisión tomada por el ente rector procede el recurso de reposición ante la Comisión Disciplinaria de la Dimayor y el de apelación ante la Comisión Disciplinaria de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF).