Barras de Nacional estarían comprando boletas de la tribuna familiar para el juego ante DEPORTES TOLIMA


Un aire de preocupación ronda entre la parcial del Deportes Tolima frente a lo que sería un desplazamiento masivo y clandestino de las barras de Atlético Nacional a Ibagué, con miras al juego de este domingo (5:05 p.m.), por los cuartos de final (Ida) de la Liga Águila 2 2017.

Según pudo conocer El Rincón del Vinotinto, miembros de las agrupaciones Los del Sur (LDS) y Nación Verdolaga -sobre los que pesa una sanción por disturbios generados en la ciudad- estarían comprando boletas no solo de Lateral Noroccidental (Visitante) sino de otras localidades, entre esas la Lateral Nororiental o tribuna familiar. 

Así se ha podido observar a través de las redes sociales, en donde -por ejemplo- la filial de Engativá (Bogotá) hizo pública su intención de adquirir las entradas de $21.700, pese a que tienen declarado el cierre de fronteras por la Secretaría de Gobierno.

En la publicación que se ve a continuación, 'postearon' las entradas que compraron en la más reciente visita a los 'Pijaos', del pasado 18 de febrero, con lo que alertaron a miembros de la barra anfitriona, Revolución Vinotinto Sur.


Al parecer estos colectivos tendrían claro violar -a toda costa- lo dispuesto por las autoridades locales e infiltrarse entre los aficionados del 'Vinotinto y Oro', pues también se determinó que los seguidores nacionalistas no podrán llevar ningún tipo de prensas alusivas al equipo antioqueño.

Si se mira los perfiles de filiales de LDS de Armenia, Pereira, Neiva o Bogotá, se ve cómo invitan a sus miembros a viajar rumbo a la capital tolimense, burlándose de la prohibición. 




Hecho reiterado

No sería la primera vez en el año que sucederían este tipo de anomalías que ponen en serio riesgo la seguridad de los asistentes, ante las evidentes rivalidades de unos y otros. 

En el mes de febrero, en los juegos ante América y el propio conjunto paisa, se pudo percibir cómo llegaron a la capital tolimense buses de las parciales foráneas a la ciudad y además cómo entraron a localidades no asignadas.

Y el tema en sí es vital porque en esta tribuna está previsto el ingreso gratuito de menores entre 5 y 16 años, producto del convenio entre el Instituto Municipal de Deporte y Recreación (Imdri) y el Tolima para el alquiler del 'Coloso de la 37'.

Cabe aclarar que los que sí tendrían derecho de ingresar sin problemas al escenario deportivo, pero en la localidad de Noroccidental, son los integrantes de Los Del Sur Ibagué por su lógico sitio de residencia.



De hecho han promovido en sus canales una presencia obligatoria de sus integrantes en este cotejo, aunque con algunos mensajes ofensivos debido al elevado costo de la boletería.

"Ser tu padre no significa mantenerte Club Deportes Tolima, exigimos precios justos para la hinchada de Nacional", se leyó en su fanpage oficial.



No cayó bien

Por su parte, hinchas del cuadro de la 'Tierra Firme' han planteado en redes algunas medidas en pro de evitar el ingreso de los aficionados fóraneos. Una de ellas, la de pedirle a los demás hinchas asistir con la camiseta del equipo. 

Otra, más radical y que ha generado más comentarios, la de tomar la autoridad por propia mano y sacar a todo aquello que se considere sospechoso de ser hincha del equipo de Medellín. 

Esta redacción intentó contactar al secretario de Gobierno de Ibagué, Marco Emilio Hincapié, como al comandante de la Policía Metropolitana, coronel Jorge Hernando Morales, para saber cómo se controlará el ingreso a esta tribuna.

De igual manera se intentó conocer el concepto del gerente del Deportes Tolima, Ricardo Salazar Ballesteros; no obstante, ninguno de los tres atendió los reiterados llamados de El Rincón a sus líneas celulares, de cara a un tema que merece toda la consideración del caso.