Pékerman dio la cara tras la derrota de Colombia ante Paraguay en Barranquilla


Tras un poco más de cinco años, la de este jueves fue la rueda de prensa más difícil para el seleccionador de Colombia, el argentino José Néstor Pékerman, quien trató de explicar por qué su grupo perdió, en los últimos cuatro minutos, el juego ante Paraguay (1-2).

'Don José', acostumbrado a las preguntas cómodas, esta vez tuvo que soportar la 'ráfaga' de interrogantes en torno al mismo tema: ¿Cómo es que no se conserva un resultado tan importante faltando tan poco? Las respuestas no llenaron las expectativas ni de los periodistas ni de la afición. 

"Pasamos de un posible festejo en nuestra vuelta a un Mundial a irnos con las manos vacías, pero esto es fútbol, son cosas increíbles pero pasan, por eso el fútbol tiene estas alternativas que dejan enseñanzas", expresó de entrada.

"Debemos olvidar rápidamente esto y poner la cabeza y la mente en el partido que viene. Estas van a ser recordadas como las eliminatorias más durísimas que ha habido, empezó así y se deslumbraba que iba a terminar así", complementó.

Para el entrenador, una de las razones del duro revés frente a los 'Guaraníes' fue la falta de contundencia en el frente de ataque, algo innegable, pues en vez de cuidar la ventaja -que tanto costó conseguirla- el dueño de casa no renunció a buscar el segundo tanto, incluso hasta cuando ya era muy riesgoso.

"La efectividad es un valor importante y nosotros erramos goles muy fáciles. En un momento que se acababa el partido, las oportunidades se crearon con una facilidad asombrosa", puntualizó el adiestrador. 


Cambios polémicos

Si hubo un aspecto en el que el entrenador se equivocó 'de cabo a rabo' fue en los cambios. No se explica cómo faltando cinco minutos sacó a Abel Aguilar, de buen cotejo, para darle paso a Wílmar Barrios, quien no entró 'enchufado' y tuvo fallas garrafales. 

Tampoco por qué se demoró tanto en meter a Yimmi Chará y Teófilo Gutiérrez, dos jugadores de la casa, o la razón de la salida de Juan Guillermo Cuadrado, que si bien había recibido pierna fuerte era el mejor en la cancha. 

Al respecto, Pékerman trató de justificarse y explicó qué pretendió con las variantes, dos de ellas más allá del minuto 70 del encuentro

"Uno hace lo posible y hay cosas que suceden que son imposibles. Los muchachos que entraron lo hicieron en el momento que debían entrar porque el equipo ya había trabajado de una manera", manifestó.

Y añadió: "En el primer tiempo el partido daba para mantener así, pero siempre tuvimos la expectativa de que tanto Chará como Teo (Gutiérrez) iban a aportar cosas importantes, pero había que evaluar los momentos". 

En cuanto a las fallas del arquero David Ospina en los dos tantos paraguayos, el técnico quiso restarle importancia a la incesante crítica contra el guardameta y recordó tantas otras tardes en las que se erigió como figura.

"No podemos reclamar a jugadores que han cumplido mucho por un error puntual, nos han dado muchísimo. Lamentablemente pasa en este partido, pero tantas veces nos han dado alegrías y éxitos", dijo.

Aferrado a la esperanza

Con todo y ello, Pékerman confía en que en el estadio Nacional de Lima, el martes desde las 6:30 p.m., la historia en las Eliminatorias tenga un final feliz, con el anhelado cupo a la cita orbital. Lo más importante es que dependen de sí mismos para alcanzar el objetivo.

"Seguimos dependiendo de nosotros con un partido por delante con todas las posibilidades. Buscaremos recuperarnos anímicamente, creer en el triunfo como siempre hemos creído en cada partido", refirió.