Me gusta que el equipo es atrevido: Alberto Gamero y el 1-1 de DEPORTES TOLIMA ante Santa Fe


Luego del fracaso con Junior de Barranquilla a comienzos del 2017, el técnico Alberto Miguel Gamero, goza -hoy por hoy- de las mieles del éxito con Deportes Tolima, con el que completó 63 días.

El 'Sonero' sació la curiosidad de la exigente prensa bogotana, que hasta la noche del miércoles veía a la distancia la 'resurrección' del 'Vinotinto y Oro' bajo su gestión, pero sin entender mayores detalles de su éxito.

Como bien le gusta hacerlo con sus escuadras, chicas o grandes, Alberto se dio vitrina nuevamente en El Campín, tras 'robarle' un punto al líder de la Liga Águila 2 2017: Independiente Santa Fe, con un vibrante 1-1.

Por eso su satisfacción al presentarse a la rueda de prensa: Más que hablar del partido en sí, era demostrar que lo vivido en la 'Arenosa' fue apenas un tropezón del cual se levantó más fuerte.

"Necesitaba una para. Desde 2006, cuando comencé como técnico en Boyacá Chicó, no descansé. Solo esos cuatro meses después de la salida de Junior. Y me sirvió porque fui a mirar cosas a Europa y los equipos que las están implementando", indicó Gamero.

Y a decir verdad, el samario oxigenó conceptos, corrigió errores y ahora con más aplomo hace todo un campañón con una escuadra que -a juzgar por los números- parece haberle quedado grande a técnicos de la trayectoria de Óscar Héctor Quintabani y José 'Eugenio' Cheché' Hernández.

Está hecha a su medida. Gamero no sería Gamero sin Tolima y viceversa. Es un matrimonio de vieja data que ya comienza a tener sus 'retoños'.

"El aspecto emocional es muy bueno. Y conocía el 90% de los jugadores cuando llegué, porque con  ellos peleé la final ante Santa Fe en diciembre. Y un equipo así no puede pasar desapercibido. No es tanto lo que yo haga sino el esfuerzo de ellos", resaltó.


El partido

En su concepto, el cotejo tuvo pasajes en los que su escuadra se sintió muy cómoda y otros en que sufrió -como era previsible- la andanada ofensiva del dueño de casa, que por fortuna al final pareció quedarse sin argumentos. 

"Vinimos a proponer algo, a hacer un buen partido. Sabíamos cómo jugaba Santa  Fe y de pronto por errores individuales nos llegaron con opciones de gol. Nos iba a pasar eso con los extremos que tenían para tirar centros", adelantó Gamero.

"Pusimos a jugar a Santa Fe a los pelotazos, mucho más en el primer tiempo, pues no salían tan fácil en el inicio de juego. Me gustó que el equipo no baja ese ánimo que tenía antes cuando le hacen un gol", añadió el adiestrador. 

Para Alberto Miguel, quien llegó a 14 puntos de 21 jugados desde que asumió de nuevo el 'barco' tolimense, el segundo tiempo fue parejo para ambos lados; aunque no desconoció que tuvieron con qué llevarse el botín completo.

"Las modificaciones que hicimos siempre fue con la idea de seguir buscando el arco contrario. Veíamos que un contragolpe lo podíamos hacer y creo que nos defendimos bien y taponamos la mitad con el ingreso de (Rafael) Carrascal", precisó.

Y también fue autocrítico: "El equipo no estuvo a su 100%, cometimos muchos errores, pero me gusta que es atrevido e intenta presionar al contrario, que se da cuenta que tiene jugadores para tener la posesión".

Elogios para Villa

Gamero de nuevo tuvo un comentario aparte para Sebastián Villa, que pasó de ser promesa a realidad en el onceno inicialista de los 'Musicales'. 

Aunque su propósito ha sido buscar el arco contrario, también se ha preocupado por asistir a sus compañeros. Ya son cuatro los balones que le ha cedido como con la mano a Marco Pérez, en favor de la divisa de la 'Tierra Firme'.

"Hablé con él y le manifesté que quería que fuera importante en el equipo. Que meta pasegol o haga el gol y quizá le falta esto último, pero le va a llegar. Le he dado toda la confianza, me parece un jugador interesante en la posición en la que está jugando", conceptuó el 'Sonero'.

Por lo general Villa juega por zona derecha, pero se está volviendo común que, ante las necesidades del partido, pase a ocupar la franja izquierda y releve a Cléider Alzate. Y lo ha hecho con relativo éxito.

"Veía que Cléider no era punzante y por ahí estaba (Víctor) Giraldo. Quería un jugador veloz. No quería renunciar al ataque y por eso lo incluí por ahí", manifestó Gamero.


En retrospectiva

Del primer entrenamiento -aquel 23 de agosto en Perales- a la fecha, Tolima ha mutado hacia a una idea de juego con mayor posesión del esférico. Así lo ha querido el entrenador costeño, apelando a lo que recalca una y otra vez como el 'inicio de juego'.

"Si algo tenía este equipo cuando llegué es que jugaba muy vertical, al pelotazo para Ángelo o Marco Pérez. Nos vamos a equivocar, pero estamos haciendo mucho énfasis en el inicio de juego porque te da muchas cosas buenas", argumentó.

Y agregó: "Hemos hecho que el equipo entienda ideas en estos dos meses y medio y estamos tratando de mejorar muchas otras cosas. Pero vamos bien porque se está tomando la idea, como la presión en zona alta que la estamos haciendo".

Y para quienes aún piensan que sigue 'cazado' con el mismo sistema de siempre (4-2-3-1) les mandó un mensaje: Su 'Vinotinto y Oro' es versátil y cambia de acuerdo a las situaciones que se vayan presentando en los 90 minutos. 

"Este es un equipo que tiene muchas variantes: 4-2-3-1 de arranque, el 4-3-3 con el ingreso de Carrascal y (Santiago) Montoya por izquierda y el 5-4-1 con la inclusión de (Julián) Quiñones en el fondo", dijo.

Considera firmemente que ha aprendido a manejar los tiempos, a no desesperarse cuando esté en desventaja y a sostener los resultados a favor.

"Estamos muy pendientes de los minutos en los que nos hacen el gol, tener más sabiduría y estar más despiertos. Pero también cuando lo hacemos, para no relajarnos. Son dos cosas que hemos mejorado", refirió.

La queja

Por último, Gamero hizo notar su inconformismo por la programación de la fecha 17 de la Liga por parte de la Dimayor, que lo obligó a jugar este sábado (6 p.m.) ante Rionegro Águilas como visitante; sin importar el desplazamiento hecho a Bogotá y el posterior a territorio antioqueño.

"No entiendo si jugamos hoy miércoles por qué nos metieron el sábado. Tantos equipos que descansaron y nos ponen a nosotros cuando tenemos que hacer doble viaje. No lo entiendo", señaló.