Lo confirmó Camargo: Andrés Ricaurte, del Atlético Huila, en la mira del DEPORTES TOLIMA


¡Ya le echó el ojo! Gabriel Camargo Salamanca, presidente del Deportes Tolima, confirmó este viernes lo que era un secreto a voces: Quiere hacerse a los servicios de Andrés Ricuarte Vélez, volante del Atlético Huila. 

En diálogo con su medio más afín, Los Dueños del Balón de RCN Radio Ibagué, Camargo Salamanca dio a conocer su interés en contratar al mediocampista para la temporada 2018, aunque reconoció que no será una tarea nada fácil.

"Sí, pero está difícil, como que tienen muchas pretensiones. Hablé con el presidente del Huila (Juan Carlos Patarroyo), quien tiene la opción y me dijo que lo tenían en planes de venderlo", expresó el dirigente.

Aparte del interés de la divisa 'Musical', Camargo señaló que dos 'pesos pesados' entarían en la 'puja' por el futbolista nacido en Medellín, de 26 años, 67 kilos y 1,82 metros de estatura.

"También habían preguntado por él Nacional y Junior y ellos (Huila) querrán una muy buena plata. Esos son equipos que pueden darles una cifra importante pero no hay nada en concreto", añadió el exsenador. 

De Andrés se sabe que es hijo de Carlos Ricaurte, exjugador de Atlético Nacional y América en la década de los 80; primo de Juan Guillermo, exfutbolista 'Verdolaga' de los 2000 y que ha pasado por clubes como Águilas Doradas, Leones F.C. y Olimpo de Argentina.


Los lamentos del exsenador

Como se ha vuelto constumbre, el dirigente aprovechó la oportunidad para quejarse nuevamente de las bajas asistencias a los partidos del 'Vinotinto y Oro', pese a que la campaña en la Liga Águila 2 2017 mejoró.

"Taquillas como por ejemplo la del partido ante Bucaramanga, con $41 millones en bruto, no hacemos nada. Así es muy difícil sostener un equipo de fútbol. Les pido que todos apoyemos el equipo porque de otra forma no no podemos exigir ni pedir resultados", precisó.

Y añadió: "Todo se hace con plata. Los jugadores quieren buenos premios, que a veces el equipo no los puede pagar y con esas taquillas como esa o de $60 millones como contra Medellín no vamos a ningún Pereira".

El exsenador, quien aún mantiene el veto sobre la prensa deportiva en el predio de Perales, por razones que no están claras, confesó que solicitó un préstamo muy alto para cubrir las pérdidas que -según él- le ha generado el equipo en lo que va de la temporada. 

"Quiero darle las gracias al Banco Sudameris porque nos aprobó un préstamo por $5.000 millones para cubrir las pérdidas del presente año y de eso si no se habla. Si no vendemos un par de jugadores será muy difícil", enfatizó.


Mensaje a Jaramillo

También le mandó un 'recado' al alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, para que -en otras palabras- deje de inmiscuirse en sus negocios y solo se preocupe por la contribución que por juego le hace por el alquiler del estadio Manuel Murillo Toro.

"Cuando entra plata al equipo por concepto de taquillas el Municipio se ve favorecido. Pero cuando es por venta de jugadores Deportes Tolima puede venderlos aquí o en Cafarnaúm (...) Eso no es así como él lo piensa", indicó.

Y le sacó a criticar, sin conocimiento de causa, que le esté prestando el 'Coloso de la 37' al club Tolima Real para el Campeonato Nacional Interclubes Sub-21 de la Difútbol.

"Creo que se lo está prestando gratis a ese equipo del Real Ibagué o no se qué (Sic), se lo está prestando para todo lo que él quiere, para conciertos y esas cosas", refirió el boyacense al mando de la 'tribu'.

Es preciso resaltar sobre este aspecto que el cuadro real paga el mismo valor que el 'Vinotinto' por el uso del Murillo Toro: Dos salarios mínimos mensuales por partido, con la diferencia de que sus encuentros son de entrada gratuita para los asistentes.

Sobre posibles empresarios interesados en comprarle el equipo, Camargo dijo que pese a que tiene buena amistad con Carlos Alvarado, dueño de Mercacentro, pese a que él no estaría interesado en el negocio.

Mientras que con Juan Carlos Restrepo, dueño del Tolima Real y con quien ha tenido algunos 'rifirrafes' mediáticos, aclaró que no se hablan desde hace un buen tiempo. Quizá por la lucha del dirigente de llevar a su divisa al fútbol de ascenso.  

Fotos: El Rincón del Vinotinto - Suministrada