Encontramos el gol en un momento justo: Gamero y el triunfo del DEPORTES TOLIMA ante Bucaramanga


Muy buenas sensaciones dejó para el técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, la victoria (1-0) ante Atlético Bucaramanga en la noche del sábado, como local, por la fecha 16 de la Liga Águila 2 2017. 

El estratega volvió a salirse con la suya y logró su cuarta victoria consecutiva en el certamen, que aseguró al cuadro 'Musical' entre el grupo de los ocho mejores y lo dejó con el panorama claro en pro de una eventual clasificación a los 'Play Offs'.

"Sabíamos lo que se venía a jugar Bucaramanga, que se está jugando su permanencia en la A, como también lo que podíamos jugar nosotros. Fue un juego complicado, ante un equipo que se supo defender bien, que nos cerró espacios y por momentos nos contragolpeó", adelantó el timonel.

Pese a las buenas intenciones en ofensiva, el gol tardó en llegar. Solo fue hasta los 84' que el chocoano Marco Pérez logró desequilibrar la balanza, fruto de la paciencia que tuvo el dueño de casa para encontrar el camino correcto.

"Creo que encontramos el gol en un momento justo. Porque si bien es cierto que antes habíamos tirado cuatro o cinco centros, porque el partido se prestaba para eso, marcamos en una jugada en la que sabíamos que podía suceder: Comenzar por fuera y terminar por dentro", añadió.

En ese orden de ideas la clave para el 'Sonero' fue la tranquilidad, pues no se perdió el objetivo ni se cayó en el desespero, como solía ocurrir en sitaciones similares. 

"Presupuestamos que iban a jugar con cinco hombres en el fondo, que iban a acumular gente. El encuentro era para manejarlo con paciencia y por momentos se vio ese fútbol lento, parsimonioso, pero teníamos que hacerlo", precisó Gamero.


En profundidad

Pero, en un ejercicio de autocrítica válido, Gamero también hizo hincapié en los aspectos que deberá corregir si quiere mantener esa buena racha en la Liga y alcanzar el anhelado tiquete a la fiesta de fin de año. 

"Tuvimos muchas entregas malas. Siempre quisimos romper por dentro en el primer tiempo, cuando el juego estaba por fuera y nos neutralizaron los ataques con acumulación de jugadores en la zona uno", enfatizó el entrenador.

Pese a ello, el samario destacó la presencia de hombres dúctiles que hicieron su aporte en pro de llevarse los tres puntos, como al final pasó para felicidad tanto del grupo como de una afición que se ilusiona. 

"Pusimos a Cléider (Alzate), a (Sebastián) Villa, a (Santiago) Montoya y (Carlos) Rentería arriba porque tienen buen pie. Y siempre tengo listo el cambio de (Rafael) Carrascal como local, porque es socio de todos", referenció.

"La mayor parte del partido lo jugamos en campo contrario. Las entradas no eran claras pero teníamos la intención de tenerlo cerca al arco rival. El balón por las cinco con 50 pasó varias veces", complementó. 

Sobre lo hecho por el antioqueño Sebastián Villa, una de las figuras del compromiso, Alberto Miguel ponderó su permanente deseo de hacer daño por su zona, la derecha, aunque le hizo algunas observaciones a su labor.

"Las llegadas y los centros que tuvimos fueron con Villa. Él está probando con centros a ras de piso y tiene que mejorar eso, porque la idea es que estos pasen el primer hombre de defensa", dijo.


Le dio mérito a sus antecesores

Por último, cuando le preguntaron sobre cuál era el secreto para que en apenas un mes y días haya logrado lo que no pudieron técnicos como Óscar Héctor Quintabani y José 'Cheché' Hernández, Gamero fue diplomático y compartió su éxito con los que ya no están. 

"Este grupo viene con un trabajo y no puedo decir que llegué a cambiar. Lo que hicimos fue recuperar y venir a aportar sobre lo que se estaba haciendo", manifestó

"Estamos en un momento bueno y he encontrado un grupo que quiere ser protagonista y está golpeado, porque saben que no clasificar de nuevo es pérdida para todos", puntualizó.