El punto es bueno: Alberto Gamero y el 1-1 de DEPORTES TOLIMA frente a Rionegro Águilas


Conforme con el punto sumado en la visita a Rionegro Águilas este sábado (1-1), el técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, dio su balance de lo que fue este compromiso, que le permitió extender a siete el número de fechas sin perder en la Liga Águila 2 2017.

En diálogo con RCN Radio Ibagué, el entrenador resaltó que siempre tuvo la intención de buscar los tres puntos, aunque la paridad sirve y mucho. Más aún cuando el rival venía de tres victorias consecutivas, dos de ellas ante rivales como Independiente Medellín (1-2) y Santa Fe (2-1).

"Vinimos a jugar con un equipo que había ganado tres partidos en línea y contra equipos grandes, sabíamos del rival que teníamos", indicó el 'Sonero'

"El punto es bueno, aunque vinimos a ganar y lo podríamos haber hecho. Pero Águilas también hizo méritos y lo importante es seguir sumando", agregó.

Y justificó su deseo de buscar el triunfo en los cambios que hizo en la parte complementaria. De hecho, esta versión de Gamero resulta hasta extraña, porque quizá en otro contexto el entrenador se la hubiera jugado por sellar el empate.

"Podíamos decir: Vamos a meter a un central como (Julián) Quiñones, o un volante de marca como (Luis) Paz para cerrar el partido, pero no. Vimos que lo podíamos seguir buscando y lo intentamos", puntualizó.

Y añadió: "La idea que les inculqué a los jugadores era que queríamos ganar el partido y por eso terminamos jugando con (José) Lloreda, Marco Pérez y Ángelo (Rodríguez) en punta, y con (Santiago) Montoya".


Reiterado

Un concepto que repitió una y otra vez el 'nuevo' Gamero, es el del inicio de juego, que pretende que su escuadra tenga la posesión del balón desde su última línea defensiva y que además le saque fruto en campo contrario.

"Me gustó que vinimos nuevamente a proponer y nunca se bajó los brazos. Hicimos más inicio de juego que ellos, cometimos algunos errores en salida, algo normal, pero vamos a tratar de cometer los menos posibles", complementó.

Y le explicó a los aficionados qué buscó con la inclusión de Danovis Banguero como extremo izquierdo, y en consecuencia con el panameño Luis Carlos Ovalle -quien cometió penal- como lateral por ese sector. 

"Quería que tanto Ovalle como Banguero no me dejaran salir a (Daniel) Muñoz, que para mí es uno de los mejores laterales derechos de Colombia. Fue un primer tiempo de taponamiento, lo hicieron bien", precisó el técnico.

Luego, al ver que Rionegro bajó el ritmo y dejó de explotar su fortaleza por zona derecha, replanteó. Metió a Montoya -quien según él le solicitó utilizarlo solo en caso de ser necesario, por dolencias musculares- y buscó el cotejo.

"Queríamos darle menos minutos a Montoya y lo hicimos. Luego vi por ahí que no nos atacaban mucho con (Cristian) Maidana y nos sobraba uno de los dos, así que saqué Ovalle aunque también podía ser Banguero. Pero él venía con más ritmo, más entero", señaló.


El dilema

Ahora la mente del 'Sonero' está en lo que será el partido de este jueves (6 p.m.) -hasta el momento- frente al Deportivo Pasto, como local, por la fecha 18 de la Liga 2 2017. 

El dilema está en que si tal vez, por el desgaste de las últimas jornadas, caiga bien un aplazamiento; que podría darse debido a las dificultades en materia logística del cuadro nariñense para encontrar tiquetes por el paro de Avianca.

"Hoy no sé qué sería mejor para nosotros. Venimos de tres partidos consecutivos, de viajes, viajamos en bus (de Bogotá a Ibagué) y llegamos (el domingo) a las 3 de la mañana. 

"Pero una de las cosas que debo tener en cuenta que el grupo viene con ritmo, motivado y ese me parece será el partido de la clasificación", refirió. 

En todo caso la meta está clara: Sea cuando fuere, }en las cuentas 'Pijaos' están los tres puntos ante los del Galeras, quienes no atraviesan por su mejor momento bajo la batuta del ibaguereño Flabio Torres.