Continúa polémica por cobro al uso de escenarios deportivos en Ibagué: Imdri defiende su postura


Por: Mario Alejandro Rodríguez

La decisión del Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación de Ibagué (Imdri), de cobrar una cuota por el uso de los escenarios deportivos de la ciudad sigue siendo motivo de polémica de quienes se oponen a los valores establecidos por la entidad. 

Por ello el gerente (e), Diego López Cuesta, ofreció este miércoles una rueda de prensa en las afueras del Concejo Municipal en la que habló en profundidad de la determinación, que pretende -según él- generar recursos para su mantenimiento y mejoramiento. 

López indicó que la medida no fue producto de una postura unilateral del Imdri, sino que fue concertada y socializada por más de dos meses con los representantes de los clubes deportivos de la capital tolimense. 

El gerente contó que desde que se concibió el proyecto, en el mes de abril, ha sido citado en dos ocasiones a debate de control político ante el Concejo Municipal, que hizo una serie de sugerencias y exigencias las cuales habrían sido acatadas.

"El primer gran trabajo que efectuó el Imdri fue recuperar los escenarios que estaban siendo manejados por particulares. Pero el mantenimiento genera unos costos muy altos, empezando porque en algunos de ellos pagamos vigilancia para garantizar la seguridad de las instalaciones y los deportistas", expresó López. 

Solo por ese ítem, explicó el funcionario, el Imdri destina 7 millones 700 mil pesos para cada uno de los escenarios beneficiados: Los polideportivos 14 de Octubre, Bocaneme y Maracaná.


La polémica

Las tarifas para cada uno de los escenarios fueron dadas a conocer en la Resolución 150 de 2017 y se dividen en varios rangos, tanto para clubes deportivos, trabajadores de entidades públicas y particulares que quieran hacer uso de los mismos. 

"Los clubes estuvieron de acuerdo con la tarifa que en julio les expusimos, por lo cual expedimos la resolución. Y este tema no es nuevo, porque ellos han pagado siempre por usar los escenarios,  antes lo hacían a los presidentes de las Juntas de Acción Comunal", añadió López.

Entre los escenarios que actualmente están cobijados con esta Resolución se encuentran, además de los anteriormente citados, la cancha de arena de la Ciudadela Simón Bolívar, las piscinas de La Gaviota y la cancha sintética del Parque Deportivo, entre otros. 

A la fecha, cerca de 15 clubes -no solo de fútbol, sino de otras disciplinas como rugby y ultimate- han firmado contratos para el préstamo de escenarios, con vigencia mínima de un año y pago a través de la plataforma PSE. 

No obstante, todos se han querido acoger a las disposiciones del Imdri y estarían dispuestos a 'plantarse en la raya' hasta no ver cumplido su objetivo.

"Lo que pasa es que a algunos les incomoda no tener el control de los escenarios, ya que al ver que tenemos escuelas gratuitas temen perder sus jugadores. Y por eso han sido renuentes a firmar los contratos y empezar el pago de tarifas, pese a que estuvieron de acuerdo con las tarifas", puntualizó. 

"La gran pregunta es: ¿Por qué si hacemos reuniones con los clubes y pactamos compromisos, una semana después se retractan? Sería bueno preguntarle por qué se echan para atrás, cuando no se les pide ningún tipo de garantía para usar los escenarios", se cuestionó López.

Entre los clubes renuentes, según el funcionario, se encuentran el Club Jordán Segunda Etapa, Academia Tolimense y Centauros, por el uso del polideportivo 14 de Octubre. 

"En el caso de Academia, si no hay 100 niños por entrenamiento es poco, por lo que no entiendo por qué no quieren contribuir", finalizó López, quien invitó a los padres de familia a no aceptar cobros adicionales de los clubes por estos conceptos.


La otra cara

Entretanto, Jorge 'Tata' Martínez, presidente del Club Jordán Segunda Etapa, mostró su rechazo por las tarifas implementadas por el instituto, pues en el caso de su escuadra no cuentan con qué pagar $25.000 por hora por el uso del 14 de Octubre.

"Estamos de acuerdo con el cobro por el aprovechamiento, pero a las capacidades de pago de cada club. Hay que hablar claro, tenemos toda la voluntad para hacer el acercamiento y mirar alternativas", refirió Martínez.

Para el dirigente deportivo, esta resolución no fue fruto de un estudio técnico ni financiero, por lo que no sabe con base a qué parámetros sacaron los valores hoy vigentes.

"Acá no hay presupuesto. Hay quienes creen que los clubes deportivos se llenan de plata y no es así, porque como recaudan gastan, sobretodo en implementación deportiva, porque el Imdri no nos apoya en nada", añadió.

En las cuentas de Martínez, al mes su club debería pagar más de $600.000 por el uso del polideportivo 14 de Octubre y la sintética del Parque Deportivo; cifra que dijo no tener para los entrenamientos.

"Tenemos 100 niños, de los cuales el 50% son becados. Además tenemos gastos de arbitraje de la Liga e hidratación que debemos cubrir. Pero lo primero que hicieron al ver que no íbamos a firmar fue cerrarle las puertas a los niños de la ciudad", complementó.

De su parte hay disposición para llegar a un acuerdo para unas tarifas, en su juicio, más asequibles para los clubes más modestos de la capital tolimense. Mientras eso no se logre llevarán a cabo protestas pacíficas y acudirán a entes como la Procuraduría y el Concejo en defensa de su postura.

El dato

En la resolución quedó estipulado que los clubes que tengan menos de 10 deportistas afiliados, o que sus ingresos no superaran el tope establecido (0,5 Salarios Mensuales Legales Vigentes), no tendrán que cancelar ningún dinero por la utilización de los escenarios.

Para tal fin deberán demostrarlo con la certificación de un contador público, quien dará fe de que en efecto no cuentan con recursos para pagar por la utilización de canchas y demás instalaciones. 



Si te lo perdiste