Prefiero conversar con la gente 'face to face': 'Cheché' se desahogó tras su salida del DEPORTES TOLIMA


Cuatro días después de su despido del Deportes Tolima, el saliente técnico José Eugenio 'Cheché' Hernández habló en los micrófonos del Carrusel Deportivo de Caracol Radio sobre lo que fue esta situación, con la que se cortó un proceso que apenas acumuló 75 días. 

El bogotano tocó diferentes temas, pero llamó la atención cómo evadió los interrogantes sobre la forma en que fue contratado por la 'tribu' y cuál era el tiempo de su vinculación. 

Lo anterior debido a las informaciones que surgieron en los últimos días, según las cuales el entrenador no habría firmado ni siquiera contrato, algo que el club no ha salido a desmentir ni confirmar en sus canales oficiales. 

"El tema de la salida no lo he definido aún, en cuanto a terminarlo. Solo hasta el lunes iré a conversar el tema con el señor Ricardo Salazar (Gerente). Pero el tema es lo de menos", indicó Hernández.

Y agregó: "Quiero terminar bien mi relación, pues nunca he tenido un problema con un dirigente o una institución. Nos sentaremos a mirar cómo terminar un vínculo laboral que tuvo sus cosas particulares".


Su relación con Camargo

El entrenador, sin la presión de ser el timonel de los 'Musicales', y por ende subalterno del presidente del club, Gabriel Camargo, soltó más detalles de la comunicación con el dirigente boyacense, de quien se ha manifestado en más de una ocasión que interfiere en la confección de las nóminas.

"Fue una relación particular, no me voy a arrepentir de lo que dije. Simplemente hay que entender al jefe, al patrón. Pero me fue difícil y hasta el último día tuvimos algunas desavenencias o conceptos diferentes. Eso hace parte del fútbol", precisó. 

Para 'Cheché' fue algo muy complicado tener una 'relación celular' con su presidente, pues es bien sabido que Camargo maneja a su divisa desde su oficina de la Carrera Séptima con 67, en Bogotá. 

"Prefiero conversar con la gente 'Face to face' y no por teléfono. Hubo muchas situaciones que me costaron y por eso las llamo particulares, entre comillas", enfatizó.

El estratega dijo desconocer "qué le pasó por la cabeza en ese momento al senador", para que haya tomado la determinación de despedirlo cuando su equipo protagonizó el mejor partido -hasta el momento- del semestre.

¿Técnicos manoseados?

Hernández opinó sobre la inestabilidad con la que, además de él, trabajaron y trabajan los directores técnicos en Colombia. El orientador fue directo y dijo que los primeros responsables de lo que se podría llamar 'manoseo' son los mismos entrenadores. 

"Somos los responsables de que se nos trate así. No hay unión, están más unidos los jugadores con su agremiación que los técnicos. Sería bueno ver qué asociación podríamos armar al respecto y hacer respetar los derechos labores y los valores éticos y morales",  señaló.

Y es que si algo tuvo que dejar muy pensativo al capitalino, así no lo exprese a los medios, es cómo le consiguieron reemplazo cuando aún se estaba jugando su permanencia, en clara alusión a la llegada del samario Alberto Miguel Gamero.

Foto: Archivo