El Imdri le recordó al DEPORTES TOLIMA las condiciones pactadas para el alquiler del Murillo Toro



En un extenso pronunciamiento, el Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación (Imdri) le recordó este viernes al Deportes Tolima algunos puntos del contrato 026 de 2017 que firmó el presidente del club, Gabriel Camargo y en el cual se reglamentó lo pactado con el Acuerdo 019 de 2016, en cuanto al alquiler del estadio Murillo Toro.

De acuerdo con el gerente (e) del Instituto, Diego López, la tarifa que actualmente paga el 'Vinotinto y  Oro' por el escenario deportivo, que es la misma para cualquier club que quiera jugar en el mismo (Como pasó en 2016 con Atlético Huila) es de dos salarios mínimos legales vigentes, es decir, $1 millón 475 mil 434. 

A este valor se suma el 6 % de la boletería de cada cotejo efectuado en sus instalaciones, incluidas las cortesías, más $172 mil por el día de parqueadero.

"Este cobro es global y no incluye gastos de mantenimiento de la grama ni del escenario. Tampoco ingresan el valor producido por las ventas de alimentos y bebidas, ni el consumo de servicios públicos y otros gastos ocasionales como deterioro a la infraestructura del escenario", expresó López.

Al respecto hay que mencionar que en ciudades como Bogotá se cobra a las divisas profesionales como Millonarios y Santa Fe un valor diferencial por cada hora que se utilicen las luminarias del estadio El Campín, superior a los $700 mil; además del arriendo de las zonas de comidas y baños.

Con todo y ello, el titular del Imdri manifestó que lo que paga el equipo de la 'Tierra Firme' no alcanza para cubrir los gastos mensuales que se generan por el mantenimiento del 'Coloso de la 37'.

"Actualmente se tiene un déficit de $30 millones mensuales. Es insuficiente el aporte que hace Tolima para el mantenimiento", enfatizó.


Canchas disponibles para entrenamiento

Según aclaró el funcionario, en el contrato quedó escrito que el club tiene derecho a utilizar dos veces por semana el estadio para sus entrenamientos. 

Lo anterior pese a que desde el club profesional la orden de su dueño fue no utilizar el 'Coloso de la 37', buscando así -según lo infirió el propio Camargo- zafarse del ingreso de menores entre los 5 y 16 años a la tribuna Nororiental; requisito que no considera obligatorio.

"Este beneficio no se puede exonerar ni es intercambiable bajo ninguna circunstancia", aclaró el funcionario.

El convenio también estipula que el valor de arrendamiento por la utilización del Murillo Toro para eventos de tipo comercial es de 40 salarios mínimos legales vigentes por día: Es decir $29 millones 508 mil 680, valor que debería cancelar el Club al ser una Sociedad Anónima.


Punto álgido: Los menores

López le recordó al máximo accionista del cuadro 'Pijao' que para la seguridad de los menores de edad que asisten al sector Nororiental, los menores deberán entrar acompañados de un adulto con boleta y documento de identidad que demuestre el parentesco con el niño o adolescente.

"Reiteramos una vez más que, a través del contrato de arrendamiento, el Imdri y el Deportes Tolima pactaron en la cláusula séptima que los niños de dichas edades podrán ingresar de forma gratuita a la tribuna Nororiental", dijo el gerente (e).

Y explicó que el número máximo de menores que gozan de este beneficio -fijado en 2.250- fue concertado entre ambas partes; no como lo ha hecho creer Camargo, quien dijo que era una iniciativa exclusiva y voluntaria del club.

"Por ejemplo, si saliera a la venta toda la boletería para la tribuna familiar, Deportes Tolima tendría derecho de vender 2.500 boletas para la tribuna  Noroccidental (visitantes) y 3.250 para Nororiental, para un total de 5.750 boletas, que equivalen al 72 % de la tribuna que tiene capacidad para 8.000 espectadores", afirmó.

Y agregó: "Cabe aclarar que no es responsabilidad del Instituto que no salgan a la venta todas las entradas para esta tribuna y tampoco existen excepciones respecto a partidos que Tolima considere de mayor o menor importancia".

En la actualidad, el tema del cumplimiento o no del contrato firmado entre el Imdri y el Deportes Tolima está en estudio por parte de la Administración Municipal, para evaluar la conveniencia de extender los beneficios al club, o presentar un nuevo proyecto de acuerdo ante el Concejo que fije unas nuevas 'reglas de juego'.




Si te lo perdiste