Avimiled Rivas: Directo responsable en la derrota del DEPORTES TOLIMA frente al Huila en Neiva


Si hay un jugador de la actual plantilla del Deportes Tolima que es duramente criticado por la afición es el volante Avimiled Rivas. Y a juzgar por sus actuaciones en el campo de juego, parece ser que los señalamientos tienen fundamento válido.

El volante vallecaucano fue uno de los más discretos -por no decir otro término- en la caída (2-0) del 'Vinotinto y Oro' ante Atlético Huila, este domingo, en el marco de la fecha 10 de la Liga Águila 2 2017.

Rivas, quien fue la apuesta de Gamero en zona de recuperación junto a Rafael Carrascal, estuvo muy lejos de cumplir una labor destacada, y por el contrario fue uno de los directos responsables del resultado final en el Plazas Alcid de Neiva. 

La displicencia a la hora de 'guerrear' pelotas claves y su acostumbrado trote cansino para bajar a ayudar en zona defensiva nuevamente jugaron en contra de los 'Musicales', que sufrieron su presencia en el campo de juego.


Muestra clara de ello es lo que aconteció al minuto 54, en lo que se suponía sería una recuperación efectiva ante el delantero Édinson Palomino, pero terminó en todo un bochorno para el experimentado jugador. 


Avimiled, obligado a arrebatarle el útil al rival en zona medular, entró con desgano a la disputa, permitió que Palomino se fuera con libertad y luego, cuando éste estuvo en el área chica, de nuevo se quedó haciéndole vista, para el 2-0 final.


Pero antes, en el primer tanto huilense, también dio muestra de su flojísimo nivel. A los 21' y cuando era su deber impedir el centro de Palomino -su bestia negra- Avimiled se quedó estático junto a Carrascal. Y el resto de la historia ya la sabemos.


Édinson pateó al corazón del área, Marco Pérez y Luis Felipe Cardoza fallaron en el despeje y el balón le quedó expedito a Carlos Robles, quien la mandó a guardar. Actitud más que pasiva para un hombre que ya acumula varias acciones reprochables en lo que va del 2017.

El 'premio' del 'nuevo' estratega, Alberto Miguel Gamero, fue dejarlo los 90 minutos en la cancha, mientras Carlos 'Neneco' Rentería se quedó esperando en el banco por una oportunidad, o César Quintero tuvo que abandonar el cotejo.

Mal nivel y mala fortuna

Lo peor es que parece ser costumbre en el mediocampista su tardía reacción. Basta con recordar el empate (1-1) ante Millonarios por la quinta fecha de la Liga, el pasado 31 de julio, cuando se vio seriamente comprometido en el empate 'Albiazul' marcado por David Silva.


O las groseras expulsiones frente a Cortuluá (2-2), el 11 de marzo en el Francisco Rivera Escobar de Palmira, cuando agredió en el piso a Miguel Medina, o la del 21 de mayo en Barranquilla frente a Junior (0-1), día en el que también le pegó sin balón al volante Leonardo Pico. 

Y cuando no comete torpezas, por decirlo de alguna manera, entonces Rivas sufre de mala fortuna, lo cual lo ha llevado a cometer un par de penales infantiles en los últimos meses. 


El primero de ellos, en la derrota (2-3) ante Once Caldas el 6 de marzo, por la fecha 8 de la Liga 1 2017, o el más doloroso de todos: El del primero de junio, en la derrota (1-0) ante Bolívar de Bolivia, que dejó al 'Vinotinto' afuera de la Copa Conmebol Sudamericana. 

Lo anterior por citar los casos más puntuales de su irregular temporada, en la que Rivas ha causado más dolores de cabeza que brindado soluciones en su zona.

La pregunta que se hacen algunos hinchas es: ¿Hasta cuándo se insistirá con Avimiled Rivas?


Si te lo perdiste