Bélmar Preciado, tras el sueño americano: El boxeador tolimense buscará fortuna en EE.UU.


Nunca es tarde para ir tras los sueños que, desde muy pequeño, se han convertido en esa luz incandescente que ilumina el sendero de la vida. 

Eso lo tiene claro el pugilista ibaguereño Bélmar Augusto Preciado Gómez, quien partirá en dos semanas a los Estados Unidos en búsqueda de consolidar su carrera profesional, la cual siente que se estancó en Colombia.

Preciado, a sus 29 años, tiene entre sus planes llegar a la ciudad de Los Ángeles y -como él mismo lo dijo- iniciar de cero. No será fácil, se presentarán mil y una dificultades, pero lo que le sobra es actitud y ganas de dejar en lo más alto el 'Vinotinto y Oro', como lo hizo en su época de deportista amateur.

"Sentí que en el país no había mayores oportunidades y por eso me animé a dar el paso e irme a los Estados Unidos. Desde hace siete meses no tengo peleas y cada vez el tema se pone más duro. Sé que tengo las condiciones para abrirme una carrera exitosa", expresó Preciado a El Rincón del Vinotinto.

En efecto, la última pelea del 'Pijao' se dio el pasado 16 de diciembre, cuando venció en el Coliseo Bernardo Caraballo de Cartagena al mexicano Martín Casillas. Antes, el 18 de agosto, perdió ante el también colombiano Mauricio Martínez en la 'Heroica'.

Desde entonces tuvo algunos meses de intensa preparación en la capital bolivarense, sin que se presentara una nueva opción de foguearse y dar espectáculo a sus seguidores. Eso lo llevó a 'mosquearse' y buscar alternativas.



Decisión tomada

El primero que le dijo a Preciado de tomar la determinación de irse a la tierra del 'Tío Sam' fue el 'Olímpico' Óscar Eduardo Escandón, quien desde hace ya varios años se radicó en suelo 'gringo' y ha disputado numerosos combates; los dos últimos en disputa del título mundial del Consejo Mundial de Boxeo.

"He hablado mucho con Óscar sobre este tema, ya que él tiene experiencia. Incluso le dijo al grupo que lo maneja que si había alguna posibilidad de integrarme. En primera instancia dijeron que sí, pero luego no se llegó a un acuerdo. Pero se presentó otra oportunidad y me iré", añadió el tolimense.

Su entrenador, Samuel Gómez, le recomendó el pugilista a un mexicano amigo suyo en territorio norteamericano y tras recibir la respectiva visa -la cual fue aprobada este lunes- emprenderá vuelo búsqueda de un nuevo resurgir en su camino. 

El mismo trayecto que inició hace casi cuatro años en Puerto Colombia (Atlántico), cuando venció a Omni Padilla, y ya acumula 17 combates, de los cuales ganó 15 (10 por la vía rápida), perdió uno y empató otro.

"Estar en los Estados Unidos es otra historia. Es sentirse en las ligas mayores de este deporte al que le he entregado gran parte de mi vida. Por ahora será duro, porque tendré a mi hija, Nicole, y a mis papás lejos, en Ibagué. Pero mi intención es triunfar y darles lo mejor", agregó Preciado.

En principio serán seis meses de estadía para Preciado, pero si todo sale bien y logra acomodarse de buena manera en suelo extranjero la idea es radicarse por un buen tiempo. ¡Éxitos, Bélmar!