Jugadores del DEPORTES TOLIMA habrían protagonizado escándalo en barrio de Ibagué


La tranquilidad de los habitantes del barrio Picaleña de Ibagué se habría visto afectada en la mañana del domingo tras un incidente en el que estarían involucrados dos jugadores del Deportes Tolima.

De acuerdo con información conocida por El Rincón del Vinotinto, aproximadamente a las 6:30 a.m. los futbolistas Marco Pérez e Isaac Arias habrían arribado a una de las cuadras del mencionado barrio en un vehículo marca Ford, de color negro y con placas de Medellín, propiedad del primero.



Según algunos residentes de la zona, los jugadores se instalaron en plena calle en compañía de algunos amigos que viven en el sector, habrían puesto música a un volumen desproporcionado e ingerido licor en el lugar; algo que está prohibido en el nuevo Código Nacional de Policía. 


Ante el reclamo de los vecinos, se habría generado una fuerte discusión, razón por la cual tuvo que intervenir la fuerza pública para calmar los ánimos, como se ve en las fotografías.

"La situación es constante. Hay una joven que vive en la zona y que conoce a algunos jugadores del Tolima y los trae acá a hacer bulla, escándalo y tomar trago", dijo una fuente que pidió no ser identificada.

Y añadió: "Cuando llegó la Policía se formó el pedo (Sic) más berraco, porque él (Marco) comenzó a burlarse de nosotros. No entendemos por qué pasan estas cosas con jugadores de un equipo de fútbol profesional".


Marco se defiende

El Rincón del Vinotinto habló con Pérez, salpicado en este suceso. El chocoano reconoció que sí estuvo en el lugar de los hechos, a las 9 a.m., y que no hubo ningún altercado, contrario a las denuncias que recibió este medio.

"Es falso. Yo no estaba en vía pública, sino sentado en el andén y mi carro está al lado, como sabe la gente le tiene rabia a uno. Yo pasé solo a dejar una amiga, no fue más. Ni duró más de dos minutos y me fui normal", dijo el delantero.

Y añadió: "Dejé a mi amiga, hablé con una señora ahí y se resolvió el tema. Ahí estaba hasta mi esposa y todo tomando sancocho de gallina porque luego íbamos para un paseo, pero no fue de escándalo y eso. Lastimosamente ya no puedo salir ni a la esquina".  

Pérez, luego de la victoria 'Pijao' (3-0) ante Tigres, por la fecha 11 de la Liga Águila 1 2017, se encontraba de descanso. En este cotejo incluso anotó el primero de los tres tantos, por la vía del tiro penal.

No obstante, por un hecho similar en octubre pasado, el jugador fue sancionado con cinco días sin poder entrenar por parte del club; hecho que reconoció un mes después ante los medios de comunicación y por el que presentó disculpas a los hinchas. 

Por su parte, Arias aún está en proceso de recuperación de una prolongada lesión, que le impidió actuar en la temporada anterior. El Rincón intentó comunicarse con el jugador vía web, pero no fue posible establecer contacto.