Presidente del DEPORTES TOLIMA se pronunció sobre caso Michael Ordóñez y 'sugirió' censura a la prensa


Un día después de la tormenta mediática generada por las declaraciones del volante Michael Ordóñez, Deportes Tolima publicó un fuerte comunicado en el dio su versión sobre lo acontecido con el futbolista, y también se refirió a algunas temáticas que lo han tenido en los primeros tres meses del año en boca de aficionados y prensa nacional.

En la comunicación, firmada por el presidente Gabriel Camargo Salamanca y publicada en la tarde del miércoles, el club habló de la situación presentada con el mediocampista vallecaucano.

"El Club Deportes Tolima aclara que ha cumplido con todas sus obligaciones de carácter contractual, laboral y comercial. Que el señor Michael Ordóñez se encuentra a paz y salvo con la institución y como consta en el acuerdo entre las partes", se leyó en la carta.

Esta versión se da a conocer luego de que el jugador este martes, en diferentes medios de comunicación, entre ellos El Rincón del Vinotinto, dijo que Tolima le debía dos meses de sueldo y que Camargo, entre otras cosas, habría dado la orden de que no fuera tenido en cuenta por el técnico Óscar Quintabani.

"El señor se negó a pagarme el sueldo. Desde que llegué nunca he cobrado un peso. A eso sumarle que el tema del arriendo del apartamento, que estaba pactado en el contrato y este señor no lo ha cumplido", dijo Ordóñez este martes a El Rincón.


Este miércoles, Ordóñez y el club llegaron a un acuerdo en el ámbito económico, con el pago de los meses que le debían y de algunos salarios más; teniendo en cuenta que al haber jugado con Tolima, el futbolista quedó inhabilidado para jugar con cualquier otro equipo en el primer semestre del año.

Crítica a la prensa

En la misiva, Camargo Salamanca rechazó lo que serían versiones públicas que solo buscan -según él- "descalificar al club" y "obtener ingresos gratuitos al estadio". 

"Rechazamos enfáticamente que solo pretenden descalificar al club, polarizar, sembrar cizaña y entorpecer el buen funcionamiento de la institución para buscar ingresos gratuitos al estadio. Estas versiones solo generan violencia", añadió el presidente de la institución. 

Estos señalamientos resultan contradictorios cuando en la actualidad el jefe de prensa de la institución, Luis Fernando Giraldo Gutiérrez, avala la entrada libre a integrantes del colectivo Tolimízate -En su mayoría hinchas, sin formación académica como comunicadores- e impide el libre ejercicio periodístico a diferentes comunicadores de la ciudad, con experiencia en los medios.

También cuando su jefe de seguridad, Karl Robert Bernoske, en más de una oportunidad ha mostrado un comportamiento agresivo frente a los comunicadores. Claro ejemplo de ello es la situación presentada en abril del año pasado en el estadio Ariel González del Líbano.

Esto se suma a que han pasado ocho jornadas de la Liga Águila 1 2017 y mientras en otras ciudades del país la crónica deportiva ya cuenta con las garantías mínimas para hacer su labor, en la capital tolimense los periodistas aún no recibe las acreditaciones. 

Lo que se preguntan miembros del gremio es: ¿Por qué la demora?

¿Justifica la censura?

Aunque no menciona a medios en particular, Camargo Salamanca argumenta la decisión de escoger qué firmas periodísticas pueden cubrir a su equipo, entre las cuales no estaría El Rincón del Vinotinto.

Al parecer, por replicar aspectos incómodos para el exsenador, como el amplio margen de ganancias que deja su divisa año a año; dato soportado por la Supersociedades, e informar a sus lectores -con veracidad- de la actualidad de su escuadra.

"El Club Deportes Tolima S.A. es una empresa privada que tiene la discreción de permitir el acceso a su información a los entes que considere responsables, imparciales y no generadores de violencia, sin que esto constituya una mal llamada censura", finalizó. 

Con lo anterior, niega que haya censura de su parte ante la prensa. Pero lo cierto es que -un mes y 13 días después-  todavía no responde la carta enviada por la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), acerca del bochornoso hecho registrado el 5 de enero en el Hotel Casa Morales de Ibagué.
En la carta enviada por la Flip, se le piden explicaciones al dirigente deportivo por haber sacado con sus dos escoltas policías a Mario Alejandro Rodríguez, director de El Rincón, de la presentación oficial del técnico Gregorio Pérez; en un flagrante caso de censura.

También por descalificar la trayectoria profesional del comunicador, quien ha estado en diferentes medios locales y nacionales, entre ellos El Nuevo Día y El Tiempo.

Si te lo perdiste