Oidel Pérez demandó al DEPORTES TOLIMA: Alega que lo sacaron sin justa causa


Luego de las denuncias hechas este martes del volante Michael Ordóñez, El Rincón del Vinotinto conoció este martes un nuevo caso en contra del presidente del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca.

Se trata de la demanda que interpuso el zaguero samario Oidel Pérez Rivadeneira, quien alega que su contrato laboral fue abruptamente terminado, cuando el mismo se extendía hasta diciembre próximo.

El defensor sufrió en julio anterior una rotura de ligamento cruzado anterior en su rodilla derecha; lesión que lo marginó por cerca de siete meses de las canchas.

Y pese a que su vinculación se terminaba el 31 de diciembre pasado, el jugador alega que su contrato laboral tenía que ser renovado automáticamente por el mismo periodo (1 año), debido a que la recuperación se extendió hasta principios del 2017.

"Qué lástima que un club como Tolima, que está siempre en finales, tenga esa actitud con sus jugadores, que solo quieren aportar. Me lesioné el año pasado,  eso hacía que mi contrato se renovara. Pero el senador no respetó esa ley y me lo terminó", dijo Pérez.

Pérez confirmó que puso el caso en manos de un abogado de la Agremiación de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro), quien exige que al jugador se le paguen los salarios que dejó de devengar por la decisión de Camargo Salamanca. 

"No quería salir de allá. Se portaron bien conmigo, pero eso no se le hace a un jugador. Me tocó regresar a Junior, dueño de mis derechos, pero no podré jugar este semestre. Al menos me pagó hasta el 14 de febrero", enfatizó el futbolista.

El jugador espera en los próximos días tener novedades acerca del recurso legal que interpuso ante el club en el que solo pudo jugar 352 minutos en el primer semestre del año pasado. 

Si te lo perdiste