Me cansé de esperar una oportunidad: Víctor Hugo Del Río renunció a su cargo de veedor en DEPORTES TOLIMA


Víctor Hugo Del Río, para algunos el jugador más importante en los 62 años de historia del Deportes Tolima y quien fungía como veedor de las divisiones menores del club, renunció este jueves a su cargo en el 'Vinotinto y Oro'.

En diálogo con esta redacción, Del Río dijo que la decisión se tomó debido a que la remota esperanza de dirigir al equipo profesional nunca se cristalizó, pese a tantos años de trabajo con la institución.

"Me cansé de esperar, pasaron muchos técnicos delante mío y no me dieron la oportunidad. Y hay que sentar un precedente, demostrar el inconformismo. Aguardaba porque alguien me llamara para dirigir", indicó un Del Río dolido, profundamente afectado por este desprecio.

"Yo tengo condiciones, pergaminos, como muchos de los que llegaron al club, con historia algunos, otros no. ¿Y yo cuándo? También tengo mis cualidades. Estuve como veedor, entrenador de divisiones menores y no sirvió", añadió.

El 'Poeta' del elenco de la 'Tierra Firme' recordó sus ires y venires con la dirigencia del club. Contó cómo recibió el presidente del club, Gabriel Camargo, la noticia que le dio de irse.

"Siempre me sacaron por la puerta de atrás, seis o siete veces me echaron. Hoy decidí no seguir más. Hablé con don Gabriel, le conté el porqué de la decisión y quedó acongojado", puntualizó el gaucho, quien cuenta con título de estratega de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Se veía venir

Y es que Víctor Hugo, quien dice las cosas como son, ya había adelantado algo de su pensamiento. Lo hizo el pasado 20 de febrero, cuando a través de su perfil de Facebook habló de -por ejemplo- la confianza que le dio Camargo a Óscar Héctor Quintabani para tomar las riendas del grupo tras la salida del uruguayo Gregorio Pérez.

"El profesor tiene confianza en el grupo y en su trabajo. Muy buena la elección de Camargo. Quinta vos conseguiste estando lejos lo que yo no pude estando trabajando en el club. Éxitos amigo, tiempo al tiempo, el saber esperar es una virtud", dijo en su momento. No obstante, no pudo esperar más.

Una decisión difícil

Para el hombre de 64 años, quien fue subcampeón del fútbol colombiano con la 'tribu' en 1981 y 1982, y semifinalista de la Copa Libertadores en 1982, la de este jueves no fue una determinación fácil de tomar.

Dejó en claro que se cansó de dirigir en divisiones menores. Que lo único que deseaba era orientar al primer plantel, por lo que cualquier otra oferta que le hagan desde Ibagué será rechazada.

"Ya mis viejos se fueron, no me pudieron ver dirigir nunca. Les prometí que mientras no dirigiera el Deportes Tolima no iría a Argentina y les cumplí. Pero también me cansé. Si se da la oportunidad, bienvenido, pero tiene que ser con el plantel profesional", enfatizó.

El argentino, quien tiene fuertes raíces en la capital musical, esperará por si se presenta una oferta laboral en otras latitudes del país. De no darse centrará sus energías en los proyectos editoriales que tiene enfocados al fútbol.

"Tengo 11 libros para sacar, sigo viendo y analizando fútbol. Alguna propuesta para orientar a algún equipo aparecerá. Dios no me desampara, pues no molesto a nadie", finalizó el segundo goleador histórico del 'Vinotinto y Oro'.

El dato: 

Lo más cerca que estuvo Del Río de la dirección técnica del Deportes Tolima profesional fue en 2007, cuando asistió al tolimense Hernán Torres Oliveros.



Por: Mario Alejandro Rodríguez



Si te lo perdiste