Estas son las cinco causas del mal momento que vive DEPORTES TOLIMA en la Liga Águila 1 2017


Para nadie es un secreto que la campaña del Deportes Tolima en la Liga Águila 1 2017 no es la mejor. Al terminar la primera parte de la fase regular, el balance es preocupante, con solo 11 puntos de 30 disputados; es decir, un 36,6% de efectividad.

Pero este mal momento no es un hecho circunstancial. Es producto de una serie de errores y situaciones que han hecho que el subcampeón colombiano, el mismo que de la mano de Alberto Miguel Gamero llegó a una nueva final tras seis años, tenga en vilo sus posibilidades de estar en los 'Play Offs' en el actual torneo.

En El Rincón del Vinotinto exponemos cinco causas del porqué de este mal presente, al que ha tratado de ponerle el pecho el argentino Óscar Héctor Quintabani desde que asumió el pasado 14 de febrero.

1. Errores dirigenciales: Las decisiones apresuradas del presidente del equipo, Gabriel Camargo Salamanca, han repercutido directamente en lo deportivo. La destitución del técnico uruguayo Gregorio Pérez, cuando apenas había dirigido dos partidos en el torneo, fue un hecho que ocasionó profundas secuelas en el grupo.

Con esta abrupta determinación se perdió un trabajo de 32 días, en el que el 'charrúa' trató de establecer un concepto táctico diferente y, dicho por los propios futbolistas, hizo sentir importante a todo el plantel.

Al caso Pérez, quien acusó a Camargo de querer hacerle la nómina, se suman los cuestionados casos del venezolano Michael Covea, quien denunció que le cambiaron las condiciones contractuales, por lo cual terminó yéndose y el vallecaucano Michael Ordóñez, quien renunció a la institución debido a profundas diferencias con Camargo Salamanca; que le habría retenido dos meses de su sueldo.

2. Lesiones: De los 29 inscritos por la 'tribu' para la Liga, cerca de 15 han tenido algún tipo de lesión, antes y durante el inicio del campeonato. De hecho, 11 jugadores están en la actualidad bajo algún tipo de supervisión del médico del club, Carlos Fernando Niño y su fisioterapeuta, Luis Rubio, ya sea porque se encuentran en pleno proceso de recuperación o están saliendo de ellos.

Los jugadores Ángelo Rodríguez, Santiago Montoya, Sergio Mosquera, Armando Vargas, Víctor Giraldo, Juan Guillermo Arboleda, Julián Quiñones, César Quintero, Jairo Molina, Bismar Córdoba e Isaac Arias luchan por volver pronto a las canchas; aunque los dos últimos no fueron habilitados ante Dimayor.

3. Malos números como visitante: De los 15 puntos que ha disputado fuera del Manuel Murillo Toro, solo ganó uno: Lo obtuvo el pasado 11 de marzo, cuando empató (2-2) en el estadio Francisco Rivera Escobar de Palmira ante Cortuluá.

En el resto de compromisos no pudo frente a Jaguares de Córdoba (1-0), Alianza Petrolera (2-1), Millonarios (3-0) y Atlético Huila (1-0). Y tenía la obligación, al menos, de hacer cinco en esta condición, para recuperar los que perdió en el gramado del Murillo Toro de Ibagué ante Atlético Nacional (0-0) y Once Caldas (2-3).


4. Falta de confianza e irregular nivel: Pese a que la base de jugadores sigue siendo la misma del semestre anterior, con el repentino cambio de estrategas y la mala atmósfera que esto ha generado, el grupo ha perdido confianza en su trabajo. Y eso se nota sobre todo en la zona posterior, con garrafales errores que han costado puntos valiosos.


La seguridad de torneos anteriores en defensa se perdió, o sino que lo diga el pobre Joel Silva, quien es el segundo arquero más goleado de la Liga, con 14 anotaciones en contra. Solo en dos de los 10 partidos pudo sacar su valla en cero.

5. No hay recambio: De los 10 hombres que llegaron al 'Vinotinto y Oro' para el primer semestre del año (En realidad eran 12, pero salieron Covea y Ordóñez), solo tres actuaron en el último partido: El zaguero Luis Cardoza y los volantes Víctor Castillo y Carlos Rentería.

Vea: Estos son los escándalos que ha protagonizado Deportes Tolima en 2017

Los siete restantes no han tenido mayor regularidad con el primer equipo, debido a las lesiones (Tema mencionado con anterioridad) o por disposición técnica. 

Para ser más precisos, tres de ellos no han disputado ni un solo minuto: El golero Aldair Quintana, el volante Víctor Ocampo y el atacante Eddie Hernández; siendo este el caso más cuestionado por la afición y el periodismo.

Ante esta situación, el profe Quintabani ha tenido que darle cabida a jugadores juveniles, como Cristian Tovar, Delman Cajiao y Cristian Mazo, entre otros, quienes han sido convocados al primer equipo, pero solo han jugado en la Copa Águila 2017.