¡Habló Camargo! Contó su versión sobre la salida del técnico Gregorio Pérez del DEPORTES TOLIMA


En su visita al diario EL NUEVO DÍA de Ibagué, molesto por la página publicada por este rotativo luego de la despedida del Gregorio Elso Pérez, el presidente del Deportes Tolima, Gabriel Camargo Salamanca, dio a conocer por qué tomó la decisión de sacar al uruguayo de la dirección técnica del equipo.

Camargo, casi ocho días después del suceso, trató de justificarse ante lo que gran parte de los aficionados consideraron como una decisión inexplicable y dijo que la determinación de liquidar al charrúa se tomó porque la relación era mala, por no decir más. 


Aspectos puntuales en el tema contractual, como la forma de pago de sus servicios, el sitio de residencia y otros ámbitos logísticos habrían hecho mella en la comunicación entre uno y otro, que tuvo su punto álgido con la conformación de las formaciones ante Jaguares y América, por la primera y segunda jornada de la Liga Águila 1 2017.

"Las cosas venían muy mal con él. Y muy mal comenzaron porque es muy conflictivo, puso mucho problema y lo último que tenemos es que es acá cuando llegó no quería pagar la salud, la seguridad social y su pensión, cosa que es de ley.

"Duró ocho días sin firmar el contrato, porque quería asesorarse muy bien. También hubo inconvenientes con el pago, porque quería que por ese sentido se le descontara peso alguno. 

"Y tenía que consignaran en dólares al banco que él dio en Montevideo. Yo le dije que solo le podíamos pagar en pesos colombianos. Se los pagamos acá y que comprar sus dólares y los consignara", indicó Camargo. 

¿Trató de meterle la mano al equipo?

En cuanto a las acusaciones que lanzó el saliente técnico Pérez sobre el dirigente, del cual dijo tenía la intención de interferir en la conformación de los oncenos titulares, Camargo confirmó -entre líneas- que sí le hizo observaciones al uruguayo, que a juzgar por sus palabras parecían de obligatorio cumplimiento. 

"Estaba desesperado con tanto problema y quería cancelarle el contrato. Pero él con el partido ante Jaguares se puso la lápida. ¿Por qué? Porque cometió muchos errores. No voy a entrar en que puso a (Didier) Delgado por izquierda, por qué puso a (Jader) Obrián o por qué no le dio oportunidad a (Armando) Vargas, en fin. Le hice saber eso y le dije que por ejemplo para el partido ante América tenía que corregir eso. 


"En principio (Ante América), la determinación que tomó fue que marginó a Obrián. A los otros no los marginó. Y no hizo caso de lo que se le dijo. Es la verdad. No lo digo yo. Como lo anticipé, y le escribí a varios de los colaboradores, entre esos hasta el profesor Esteban Gesto, le comenté y le dije: Esto se debe hacer.

"Sin embargo, en el transcurso del partido lo hizo. Entonces lo aceptó. Al otro día, me llamó el profesor Gesto que tuviera diálogo porque ellos (Pérez y Juan Manuel Moura, asistente técnico) sabían desde la víspera del partido ante América sabía que les íbamos a cancelar el contrato", expresó Camargo. 

Con todo y ello, en la entrevista negó que le metiera la mano a la nómina. Por eso, luego, intentó buscarle validez a este hecho, a su juicio normal.

"Esas acusaciones son falsas. No tengo por qué negárselo. Pero si lo hiciera estoy en todo mi derecho, porque soy el que pongo la plata. Pero no es así", referenció.

El boyacense señaló que Pérez habría apartado del cuerpo técnico del primer plantel al ibaguereño Carlos César Castro, a quien puso -en su concepto- con el fin de hacerle una asesoría al nuevo orientador sobre el entorno en el que se juega el fútbol colombiano. 

"Tampoco quería tener una asesoría y Carlos Castro, que es una persona que conocía los jugadores y por ejemplo dirigió en Jaguares, lo marginó. No anduvieron bien desde un principio. Estaba desesperado de tanto problema", añadió.

La destitución 

Fue aquel miércoles 8 de febrero, cuando decidió rescindir el contrato de Pérez sin justa causa; pues de acuerdo con Camargo alegar otro motivo en su juicio hubiera hecho la desvinculación del veterano adiestrador más escandalosa ante los medios. 

"Le dije: La determinación está tomada y usted es un técnico costoso, no tengo por qué estarme poniendo a nombrarle la alineación. Por falta de él de enterarse, cerciorarse y oír a los asesores que le habíamos puesto, como Castro. Y le pregunté al profesor Gesto y me dijo: Es que a mí también me tiene marginado", enfatizó. 

Camargo, sin traicionar su estilo, calificó de 'miserables' a Pérez y su asistente, según él por no pagar los alimentos que consumieron en el Hotel Casa Morales; sitio de morada temporal de los entrenadores.

"No pagaron las cuentas en el hotel de lo que comieron. Son los más miserables. Pero para pedir, si pidieron mucho... Le pagamos 20.000 dólares a él y 5.000 a su asistente, son sueldos que no se pueden pagar, para tener que decirle cambie a este o a otro", señaló el máximo accionista de la institución.

Lo que le negó a Pérez

En lo que respecta a las peticiones que según el técnico saliente le fueron negadas por Camargo, como por ejemplo, concentrar antes de la hora de almuerzo y no después, el presidente de la institución reconoció que en efecto no avaló tales pretensiones. Puso de ejemplo al entrenador Alberto Miguel Gamero, con el que expresó no haber tenido problemas en ese sentido.

"Concentrar dándoles almuerzo y merienda no lo autoricé. Eso no quiere decir nada. Lo que no se dan cuenta es que hicimos la gestión para que concentraran en el Estelar, porque nos hicieron una tarifa especial y se sentían mucho mejor", manifestó el dirigente.

Y en lo que respecta a la exigencia del utilero en los cotejos como visitante, el exsenador negó que este no viajara; contrario a lo que dio a conocer Pérez, que en sus declaraciones indicó que el médico y el kinesiólogo eran los que se encargaban del equipaje de la delegación, ante la ausencia de este integrante.

Discurso de siempre 

Camargo aprovechó su visita para hacer énfasis en lo que -según él- son las multimillonarias pérdidas que genera el Deportes Tolima.

Esto contrario a lo que dicen organismos nacionales, como la Superintendencia de Sociedades, que además de los jugosos ingresos de publicidad y televisión, destaca los ingresos por la venta de jugadores. Eso sí, sin mencionar lo que dejan las asistencias en el 'Coloso de ls 37'.

"No puedo gastarme la plata, porque las taquillas son supremamente bajas y los patrocinios son supremamente pobres. Mientras el club tiene un presupuesto de 1.000 millones de pesos (mensual), con patrocinios solo logramos 300. Los 700 restantes los conseguimos por la venta de jugadores", refirió.

En frases: 

"Uno de mis mayores errores fue contratar a Gregorio Pérez"

"No digo que no hayamos cometido errores, estamos dispuestos a que haya diálogo. Pero que nos respeten porque esto es una empresa privada".

"Lo que mal comienza, mal termina, sin atropellar a nadie. Por eso no puedo aceptar el término canallada".

"Quiero sacar el equipo campeón".

"No siento que el El Nuevo Día sea el periódico del Club Deportes Tolima".