Gerente del Imdri dio su versión del porqué DEPORTES TOLIMA no hará amistoso en el Murillo


A raíz de la polémica que generaron las declaraciones deltécnico del Deportes Tolima, Gregorio Pérez, sobre la negativa del municipio -según él- de prestar el estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué para el doblete de este jueves ante Patriotas, la gerente del Imdri, Diana Cepeda, le salió al paso a este tema y dijo que la culpa por este hecho recae única y exclusivamente en los dirigentes del club.

La funcionaria, en un tono molesto por la supuesta tergiversación que tuvo este asunto, manifestó este miércoles que de parte de la administración municipal hubo toda la intención de ceder el escenario deportivo. Claro, si se cumplían tres condiciones, que parecen elementales y tendrían plena justificación.

La primera: solicitar el estadio a través de una misiva en la que se especificaran todos los detalles de la actividad. La segunda: el pago de cuatro salarios mínimos mensuales ($2.950.868) para la realización de los dos partido y la tercera -en caso de que quisieran público en las tribunas- la compra de las respectivas pólizas de seguros.

Solo una de las tres se cumplió y por eso los hinchas del 'Vinotinto y Oro' se quedaron con las ganas de ver cuál es la propuesta que prepara Pérez para el arranque de la Liga Águila 1 2017, el próximo 4 o 5 de febrero ante Jaguares de Montería.

"Al respecto, por parte del Deportes Tolima no teníamos ninguna manifestación por escrito. Todas las comunicaciones que han hecho fueron a través de los medios, lo cual generó llevó a que le solicitáramos por escrito de que, si tenían alguna intención o si deseaban realizar algún tipo de actividad en el estadio, fuera manifestada por esta vía", indicó Cepeda.

Y añadió: "El viernes 20 de enero nos respondieron diciendo que necesitaban la cancha para el jueves 26, para jugar dos partidos ante Patriotas de Tunja, grupos A (Titulares) y B (Suplentes), con tiempos de 40 minutos cada uno y en horarios de 9 y 10:30 de la mañana".

No obstante, según Cepeda, el gerente del club, Ricardo Salazar, no tenía claridad sobre cómo se iban a llevar a cabo los amistosos: pues en su concepto, una cosa hablaba con la prensa y otra con los funcionarios del Imdri, lo cual se prestó para este malentendido.

"Siempre la solicitud del estadio había sido sobre supuestos. Pero luego de que la presentaron por escrito se les respondió que se harían los respectivos contratos, porque así sean partidos amistosos u oficiales se va generar de algún modo un gasto en la cancha. Eso lo manifesté desde el principio, cuando me preguntaron sobre el tema en un medio radial", puntualizó.

Este miércoles, la funcionaria se habría vuelto a comunicar con el club para hacerle saber la intención de prestar los escenarios, eso sí, con los trámites respectivos. Pero no hubo respuesta.

Por el contrario, la institución confirmó por sus redes sociales que dicho doblete se llevaría a cabo en la nueva cancha de la que será la sede deportiva, sin presencia de hinchas. Algo que no cayó muy bien entre algunos seguidores.

"Siempre hubo la intención por parte de la administración de brindarles los espacios. Pero quizá el pagar cuatro salarios mínimos les pareció mucho dinero para realizar estos partidos, teniendo en cuenta el servicio y la disposición del estadio para que entrara público", señaló la gerente de la entidad.

Cepeda aprovechó para recordarle a los dirigentes del Deportes Tolima que todas las observaciones se deben hacer por escrito y, que, para las próximas oportunidades todo lo que soliciten quede en el papel.

"Todo esto para que no se presenten malos comentarios, que no tienen fundamento alguno", finalizó.

En contexto

Este es un capítulo más en el sinnúmero de diferencias entre el Imdri y el cuadro de la 'Tierra Firme'. Recordemos que a mediados de 2016 el presidente y máximo accionista del club, Gabriel Camargo, amenazó con llevarse a su equipo a otra ciudad si no se le bajaba el canon de arrendamiento del 'Coloso de la 37'.

Para ello, la administración presentó ante el concejo de la ciudad un proyecto de acuerdo muy beneficioso para Camargo y su escuadra, el cual fue aprobado sin inconvenientes por los cabildantes.

Sin embargo, las diferencias continuaron, entre otras cosas, por la desconfianza que Cepeda tenía acerca de los datos de taquilla reportados por Camargo de algunos de los encuentros de la Liga Águila 2 2016; como también por el rango de edades para el ingreso gratuito de menores en la Lateral Norte.



Si te lo perdiste