Ojalá Dios me dé el premio de ser campeón con DEPORTES TOLIMA: Alberto Gamero


Lo buscó una, dos y hasta tres veces, hasta que por fin logró su cometido. Por eso, el técnico del Deportes Tolima, Alberto Gamero, tiene todo el derecho a celebrar -y si quiere, cobrar- lo que fue la sufrida pero gozada clasificación de la 'tribu' a la gran final de la Liga Águila, después de seis años.

El adiestrador, del que se aún se dice que tiene todo listo para ir al Junior de Barranquilla, entregó sus impresiones de lo que representó este logro, frente a un aguerrido Atlético Bucaramanga, que llevó la serie hasta los cobros de punto penal. 

"Mi mente está puesta en ser campeón. Hoy mucho más. Los técnicos y jugadores quedamos en la historia de los equipos es siendo campeón, nada más. Y nosotros queremos quedar en la historia de Deportes Tolima, en una placa del club", arrancó el 'Sonero', quien le dedicó este logro a su papá, ya fallecido.

En cuanto a la definición del finalista por la 'lotería' desde los 12 pasos, destacó la eficacia de sus cobradores; pero sobre todo, la monumental actuación del paraguayo Joel Silva, quien volvió a aparecer y atajó uno de los cobros de escuadra 'Leoparda', el ejecutado por Daniel Cataño.

"Tenemos mucha fe en eso, mucha fe en Joel (Silva), en los cobradores, que fueron muy buenos y a Dios gracias se nos dio esa clasificación que estábamos buscando. En el caso de Joel, hay que reconocer que es impresionante", indicó el entrenador.

Y agregó: "Tuve más confianza cuando Aquino cobró el primer penal. Y tenía la duda porque en Barranquilla, ante Junior, él me botó el primero. Cuando me dice con mucha confianza que quería arrancar y vi que lo cobró, me tuve más fe".

Vea: La galería de la clasificación del Deportes Tolima a la final de la Liga 

Sin embargo, cuando se le preguntó  por el cobro del volante panameño Gabriel Gómez, quien al mejor estilo del histórico Panenka se la picó al golero uruguayo Jorge Bava, Gamero fue claro: Tuvo temor, porque el mismo jugador le había avisado lo que haría. 

"Cuando estoy haciendo la lista de penaltis tengo unos jugadores. Lo único que elijo es la numeración, quién quiere cobrar de primero. Y Gómez me lo dijo: Póngame que la voy a picar. Y le respondí: Cuidado. Pero es un jugador de jerarquía, de Selección Panamá y hacer esto con un estadio tan lleno es tener jerarquía", expresó Gamero.

El arbitraje

En su concepto, Gamero consideró el arbitraje del antioqueño Gustavo González como bueno, a excepción de la jugada que determinó en el empate parcial de la visita, con un penal inexistente que transformó en gol el uruguayo Mauro Guevgeozián.

"Si él se equivocó, Dios lo ayudó. Porque si cometió esa falla y Bucaramanga hubiera clasificado a la final, estaría hablando de un partido muy amargo. Pero Dios es justo, y pese a eso nos puso a ganar a nosotros. No va a trascender mucho", refirió. 

Concentrado con la 'tribu'

Para el estratega era inevitable no pronunciarse, de algún modo, frente a las informaciones que dio el mismo presidente del club para el cual trabaja, Gabriel Camargo, quien afirmó que la salida de Gamero hacia Barranquilla es prácticamente un hecho. 

"Desde mucho tiempo atrás he tratado de no prestarle atención a tantas cosas que se dicen. Estoy enfrascado en mi Deportes Tolima, en ir a la final, en ser campeón y ojalá que Dios me dé ese premio para que se retracten de muchas cosas que se han dicho", enfatizó Gamero. 

Y agregó: "Acá han pasado muchas cosas conmigo, pero yo estoy feliz, contento. Soy un camellador, un trabajador y tarde que temprano sonrío y hago que mucha gente también lo haga. Y las lágrimas que me salieron son de valentía, de un guerrero al que las cosas le están saliendo"

Para ello, para consagrarse en la historia del 'Vinotinto' como el técnico más ganador en 62 años en el profesionalismo, Gamero dijo tener la fórmula para que sus jugadores le den esa satisfacción en el campo de juego.

"Hay que perder el miedo a perder. Porque cuando un jugador entra con ese temor se pierde. Hoy, (domingo) como terminó el equipo, terminó demasiado ofensivo, con un solo volante de marca, marcadores tirando centros, tres volantes '10' y dos delanteros. La clave será esa: jugar sin temor para ganar el título, que es lo que nosotros queremos", puntualizó. 

Agradecido con la parcial

Por último, Gamero no ocultó su felicidad por el multitudinario respaldo que recibió desde las graderías por parte de los más de 28 mil espectadores que colmaron las tribunas del 'Coloso de la 37', en una cita histórica. 

"Me siento orgulloso, porque veo a una hinchada feliz, que quiere y apoya a su equipo. A unos guerreros, porque lo que están haciendo los jugadores es de guerreros. Y eso lo vamos a retribuir con las ganas de ser campeones", manifestó.