La Revolución Vinotinto Sur le cumplió al DEPORTES TOLIMA, en la clasificación a la gran final de la Liga Águila 2 2016


Por: Mario Alejandro Rodríguez

En la cancha, el plantel cumplió con su cometido. Dejó su mayor esfuerzo y en los penales logró el anhelado tiquete a la final de la Liga Águila 2 2016. Pero en las graderías, la hinchada también respondió y en masa se volcó en un solo clamor, ajeno desde 2010.


En la Lateral, la barra Revolución Vinotinto Sur otra vez se robó el show, con una salida llena de identidad y mucho color, en la que el 'Vinotrinto y Oro' fue el protagonista. 

Mientras en el Murillo Toro se aguardaba por la salida de los 'Pijaos' y los 'Búcaros', en la popular cada rincón se impregnó con miles de plásticos amarillos, mientras un desafiante Indio Pijao, en un gigante telón, se paseaba de oriente a ocidente. 


Al encuentro con el 'Leopardo', este indio no tuvo 'piedad', como pasó en el campo de juego y se 'devoró' a su rival en una puesta de escena interesante, fruto del esfuerzo de varios días de preparación. 

Luego, las bengalas de colores tiñeron a cada uno de los asistentes, mientras en el centro del campo se entonaba el Bunde Tolimense. Este fue el marco perfecto para una tarde-noche que pasará al libro de las jornadas más emotivas de la 'tribu'.


A decir verdad, se volvió una linda costumbre esperar en cada encuentro definitivo la 'sorpresa' que siempre prepara la agrupación juvenil más grande de la ciudad. 

Pero lo que pocos saben, es que -por ejemplo- ante los santandereanos se gastaron 2 millones 200 mil en plástico, telas, pintura y demás aditamentos, mientras que en el choque frente a Patriotas de 'cuartos' el presupuesto fue de $2.400.000.


Frente a Santa Fe, este miércoles (7 p.m.), los ojos de miles de espectadores, y de las cámaras de televisión que seguirán atentas detalle a detalle de la gran fiesta, se dirigirán de nuevo a la Sur, que se ha convertido en el 'Corazón' del 'Coloso de la 37'. 

Esta 'marea' que partido a partido colma la Sur, que aprendió de sus errores y le apostó al cambio, que ejerce un liderazgo innegable en la juventud que ama el fútbol, buscará mantener la sana tradición: En el 'Coloso de la 37', venga quien venga, la fiesta seguirá siendo del Tolima. 

Si te lo perdiste