¡Para aplaudir! Emotivo homenaje de Medellín y Colombia a víctimas del accidente de Chapecoense


La solidaridad no conoce de límites, cuando se trata de dar un abrazo fraterno a un pueblo hermano. Por ello cientos de miles de colombianos, en Medellín y diferentes partes del país, se movilizaron el 30 de noviembre de 2016 para rendirle un sentido homenaje a las 71 víctimas que dejó el siniestro del avión que transportaba al club Chapecoense para su primera final continental. 

En el estadio Atanasio Girardot de la capital antioqueña, más de 43 mil personas colmaron las tribunas -Y una multitud en los alrededores- para ser partícipes de los actos solemnes programados por las autoridades locales y el club Atlético Nacional; escuadra que iba a jugar frente a la escuadra brasileña por el título de la Copa Sudamericana.


Cánticos como "Vamos, vamos Chapé", o "Jamás, jamás, jamás olvidaremos, al gran Chapecoence, campeón continental", retumbaron en el 'Coloso de la 74', donde no sólo asistieron aficionados de la escuadra 'Verdolaga', sino también hinchas del clásico 'rival' de patio, Independiente Medellín y ciudadanos del común.

Mientras en el centro del campo de juego las flores blancas adornaron la circunferencia, y a sus lados fueron dispuestos los escudos en blanco y negro de Chapecoense y Nacional, las porterías -desarmadas en el gramado- estuvieron rodeadas de rosas rojas. Era claro: El balompié pasó a un segundo plano. 


El homenaje

Primero, 71 palomas, en representación de cada una de las víctimas, fueron liberadas, como símbolo de libertad e inmortalidad. 

Y sobre las 6:56 p.m., la banda de guerra de la IV Brigada del Ejército Nacional hizo su ingreso al Atanasio, mientras ondeaban las banderas de Medellín, Antioquia, Colombia y las Repúblicas de Brasil, Bolivia, Paraguay y Venezuela, cada una con una cintilla negra. Porque la tragedia tocó a Sudamérica.

Luego llegó el plantel de 35 jugadores de Nacional, al mando del estratega Reinaldo Rueda. Ellos eran quienes estaban llamados a ser -junto al plantel brasileño- los protagonistas de una nueva jornada deportiva, que por cosas del destino no se dio.

Las notas del Himno Nacional y, a continuación, el brasileño, dieron inicio formal al homenaje dispuesto por los medellinenses y colombianos.


A su vez, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez; el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez; los presidentes de Nacional, Juan Carlos De La Cuesta, y del DIM, Eduardo Silva, acompañados de autoridades militares, instalaron sus ofrendas florales, mientras en cielo fue surcado por aeronaves. 

Pero el momento más emotivo llegó hacia las 7:21 de la noche, cuando los asistentes -quienes iluminaron las tribunas con sus celulares y velas- brindaron un sentido minuto de silencio, desgarrador, nostálgico, que arrancó lágrimas a miles; entre ellos los delegados del Chapecoense presentes en el escenario. 

"Quizá no sea casualidad que los colores del Chapecoense y Nacional son verde y blanco: esperanza y paz", indicó José Serra, ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, conocido por su rudeza, pero que quebró en llanto al ver el emotivo acto en suelo paisa.

Durante la ceremonia fueron nombrados, uno a uno, los fallecidos, entre los que se destacan los 19 jugadores, miembros del cuerpo técnico, periodistas, dirigentes e integrantes de la tripulación. Y como nota final, la Orquesta Filarmónica de Medellín despidió a los asistentes con sus notas fúnebres.

Voces de aliento

A él se unió De La Cuesta, quien como timonel administrativo de la escuadra 'Verde' no pudo contenerse y también dejó salir una que otra lágrima. "Nos queda una responsabilidad muy grande de representar en el Mundial de Clubes a Colombia, Brasil y América", manifestó emocionado.

A su turno, el estratega Rueda, recordó la influencia del fútbol brasileño en el contexto sudamericano. Destacó la campaña hecha por el equipo que era dirigido por Caio Junior, su colega, al cual se quedó con deseos de saludar.

"Gracias Brasil por todo lo que nos han enseñado. El mundo entero está de luto, Chapecoense deja un vacío muy grande para el fútbol. Así como recordamos los Falcao, los Ronaldo, hoy quedará para siempre los Danilo, Thiago y Chapecoense", dijo el profe. 


El alcalde de Medellín también se unió a las voces de condolencia. "Entendemos la importancia de la solidaridad. Jamás seremos indiferentes con el dolor", indicó el mandatario local. Asimismo el gobernador Pérez. "Esta tragedia nos tiene a todos los antioqueños con el corazón en la mano", refirió.

A la distancia

A la misma hora, en el estadio Arena Condá de Chapecó, la casa de este humilde club, más de 22 mil fieles 'torcedores' dejaron todo en las graderías, como si se tratara de la propia cita futbolística. 

Las bengalas iluminaron la lúgubre noche, mientras cada una de las arengas apaciguó el dolor de los familiares y amigos de las víctimas. Esta, fue sin duda, una muestra sentida de fidelidad hacia una divisa que traspasó las fronteras terrenales.


Por su parte, el canal Fox Sports Brasil, que perdió a seis de sus periodistas, simuló la transmisión del que iba a ser el primer 'Sorbo' de la finalísima de la Sudamericana, pero en vez de imágenes puso un fondo negro con la frase: "#90MinutosdeSilencio", y en la parte superior de la pantalla el cronómetro.


Más movilizaciones

A través de las redes sociales, demás colombianos conmovidos con lo sucedido se congregaron en distintos lugares de las principales ciudades del país, como Bogotá, Cali, Barranquilla, Pereira, Bucaramanga, Pasto, Manizales, Armenia, Santa Marta y Cartagena, sólo por citar algunas.

El dato

En Ibagué, el homenaje principal está programado para este domingo (3 p.m.), en el marco del juego entre Deportes Tolima y Patriotas, válido por los cuartos de final (Vuelta) de la Liga Águila 2 2016.

Los hinchas llevarán globos verdes y blancos, se exhibirán pancartas en honor a los fallecidos y el club tolimense llevará en su camiseta el escudo del Chapecoense; como también lo harán otros clubes del rentado criollo.

Fotos: Alcaldía de Medellín, China Xinhua y Fox Sports Brasil