Esta es una llave que no está definida: Gamero y la victoria 2-1 de DEPORTES TOLIMA ante Patriotas



El técnico del Deportes Tolima, Alberto Gamero, pecó, 'rezó', empató y, para su fortuna, ganó con su escuadra el duelo de estedomingo frente a Patriotas (1-2), por los cuartos de final (Ida) de la Liga Águila 2 2016.

El entrenador reaccionó para la segunda parte y con sus modificaciones 'reconoció' que se equivocó poniendo desde el pitazo inicial al mediapunta Marco Pérez y al delantero Abdiel Arroyo.

Aunque en la rueda de prensa justificó sus presencias y ponderó del mismo modo lo hecho por Armando Vargas y Didier Delgado, quedó claro que lo que pretendía de arranque no se dio.

"Marco (Pérez) y (Abdiel) Arroyo desgastaron en el primer tiempo. Y en el segundo tiempo, ya perdiendo 1-0 le busqué un socio a (Santiago) Montoya, que estaba jugando solo por la mitad, por lo que metí a (Armando) Vargas. 

"Y le puse un jugador rápido por zona derecha como Didier (Delgado). Creo que salieron los cambios, entraron bien y en el segundo tiempo jugamos mejor, hicimos los goles", dijo el estratega.

El partido

Para el orientador de los 'musicales', las fallas que registró el equipo durante los primeros 15 minutos, cuando los locales capitalizaron las falencias por la banda izquierda, estaban -en cierto modo- presupuestadas.

"Patriotas nos hizo un gol de pronto en un descuido que habíamos presupuestado. Y de pronto tuvo otra opción de gol. De resto creo que no tuvimos tantas afugias"

"Por los costados son un equipo muy complicado. Con (Jhon) Cano y (Diego) Carreño saliendo al ataque, y con (Mauricio) Gómez y (Ubaldo) Luna. El primer gol de ellos viene tras un centro de Luna, lo que quiere decir que eran fuertes por los costados", dijo Gamero.

Y explicó por qué su escuadra de inicio no fue tan ambiciosa como en la etapa de complemento: "Esta es una cancha amplia, más de lo normal, y no podíamos venirle a jugar mano a mano a Patriotas, porque son contundentes por fuera", manifestó.

Sin gravedad

En cuanto a la situación médica del lateral cartagenero Ómar Albornoz, quien abandonó el campo a los 78', Gamero indicó que su salida se debió a un desgaste físico, sin mayor gravedad.

"Albornoz me pidió cambio y había que hacerlo. Por eso esperé bastante para hacer el último cambio, porque podría haber metido a (Gabriel) Gómez o al mismo (Julián) Quiñones faltando 15 minutos. Me manifestó que no era la lesión de la vez pasada sino cansancio. Quiere decir que lo más seguro es que lo tendremos para el próximo partido", complementó.

Recordemos que la salida de Ómar obligó a un 'enroque', con el traslado de Víctor Giraldo a zona izquierda, la inclusión de Julián Quiñones y el retraso de Didier Delgado a la banda derecha.

El cupo a la Sudamericana

Aparte de la ventaja en la serie, el ganarle a Patriotas como visitante representó para los de Ibagué quedar a un solo punto de sus rivales; en la disputa por uno de los cupos a la Copa Sudamericana 2017 por la Reclasificación.

Frente a este tema, Gamero dijo que la meta es adjudicarse ese 'tiquete' lo más pronto posible, pero si se puede aspirar a ir a la Copa Libertadores. ¿Cómo? Siendo campeón de la Liga Águila 2 2016.

"Queremos asegurar por la reclasificación algo, pero también tenemos la mente puesta en llegar a la final y lograr el título. Y ojalá la clasificación a un evento internacional sea con eso", indicó.

Apoyo masivo

Si hubo algo que dejó muy conforme al timonel de los 'Pijaos' fue la presencia de centenares de hinchas en las tribunas del estadio La Independencia. Para él este fue un factor anímico fundamental en pro de darle vuelta a la historia que parecía sentenciada en los 45' iniciales.

"Los muchachos estaban muy contentos con la barra del Tolima hoy (Domingo). Ojalá que el día del partido la gente nos acompañe, porque hicimos un esfuerzo grande de jugar aquí en Tunja. A casi 3.000 metros de altura no es nada fácil. Esperamos que el matrimonio sea muy bueno: De ellos yendo y nosotros respondamos para salir contentos todos", refirió.

Llave abierta

Pese a que dio la 'cuota inicial' del cupo a la semifinal, el 'Sonero' no se confía. En su concepto, la llave aún está abierta, toda vez que Patriotas tiene cómo hacer daño en el estadio Murillo Toro.

"Patriotas es un equipo que tiene variantes. Es ofensivo, que juega bien al fútbol. Vamos ganando la serie, pero hay que cerrarla en Ibagué. No tenemos nada seguro, nada ganado. Vinimos e hicimos un trabajo aquí, pero tenemos que ir a responder allá", expresó el entrenador.


"Ya dimos un paso, hay que dar el otro. Esta no es una llave que esté definida. Este es un equipo complicado (...) Vamos a salir a buscar el otro partido, pero sin regalarnos, sin locuras. Sin ir a atacar por atacar", agregó.

Foto: Archivo