Dejaremos hasta la última gota de sudor en Tunja: Silva y lo que será Patriotas - DEPORTES TOLIMA


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Un dicho muy futbolero es aquel que tiene como premisa la importancia de los clubes por encima de sus representantes. "Los hombres pasan, pero las instituciones quedan". Nada más cierto. 

No obstante, el guardameta paraguayo Joel Silva podrá afirmar, con total seguridad, que ya dejó huella en el Deportes Tolima, al completar 101 partidos defendiendo sus colores tanto en el rentado colombiano como en la escena internacional.

Ante Jaguares, el pasado domingo, el cancerbero recibió un emotivo homenaje por parte de su esposa, Gabriela; su hija, Lua, y en parte, por los seis mil espectadores que presenciaron la clasificación a los 'Play Offs' de la Liga Águila 2 2016, con el triunfo 2-0.

"Creo que los 100 partidos llegaron muy rápido. Pero es por la seguidilla de juegos, por los compromisos en todas las copas en los que actué. Lo tomé muy tranquilo pero también muy contento, porque conseguimos la victoria y la clasificación. Fue una tarde muy completa y estoy muy feliz por eso", indicó Silva a El Rincón del Vinotinto.

El 'guaraní' no se conforma y sabe que aún le falta la consagración, ese título que han logrado hombres como Diego Gómez, en 2003, cuando la 'tribu' ganó el 'Finalización' de ese año, o el uruguayo Leonardo Burián, campeón en 2014 de la Copa Colombia. Esa misma que le fue esquiva a su compatriota y amigo, Ántony Silva.

Para ello habrá que superar el primer escollo hacia la anhelada segunda estrella: Patriotas de Tunja, en el marco de los cuartos de final del certamen. La primera cita será este domingo en el estadio La Independencia, campo en el que la 'tribu' no gana desde abril de 2014.

"Tenemos que hacer un buen trabajo. Sabemos de la dificultad que vamos a tener, pero para eso estamos trabajando, intentando hacer bien las cosas durante la semana y llegar de la mejor manera para el domingo. En el fútbol colombiano nos conocemos todos. Ya los enfrentamos, allá perdimos (2-1), acá ganamos (1-0), así que seguramente será un partido similar a los que ya hemos jugado", puntualizó Joel.

La altura (2.700 metros) y el estilo de juego del adversario, con buen flujo ofensivo, se presentan como los principales puntos a tener en cuenta si quiere salir triunfante de suelo boyacense. 

"Tratarán de sacar una buena diferencia en Tunja. Pero sabemos que nos jugamos y seremos muy precavidos e inteligentes, porque tenemos en contra la altura. No es fácil jugar allá. Hay que tener el balón, porque ellos atacan mucho por los costados y tienen un equipo muy peligroso. Queremos ser un equipo corto, que cierre los espacios y sea contundente con las opciones que tenga", acotó.

El factor emocional

El incondicional apoyo de su familia, y también el de miles de seguidores que reconocen su labor, motivan al paraguayo Silva; un hombre entregado a los suyos y quien sabe recompensar muy bien el cariño dado. 

Frente a los 'felinos' el factor emocional fue el 'motor' que hizo que los 11 que estuvieron en el campo y los tres alternantes hicieran una muy buena labor, reconocida por propios y extraños.

"Encontrar el camerino todo decorado con las fotos de las familias, lo toca a uno por dentro, porque primeramente tenemos que jugar por nuestras familias. Así que entramos muy decididos, sabiendo qué teníamos que hacer", expresó.

Y ante los 'Acereros' será ese respaldo el que siga haciendo la diferencia. Porque como él mismo lo afirmó, dejarán hasta la última gota de sudor en el denso campo tunjano.

"Esperamos que nos sigan apoyando. Queremos hacer un gran partido, así que dejaremos hasta la última gota de sudor en Tunja, los 90 o 95 minutos que nos toquen, para traer un buen resultado y cerrar la clasificación con toda nuestra gente", finalizó el golero.