La polémica: ¿Hubo o no fuera de lugar en el primer gol de Junior ante DEPORTES TOLIMA en el Metropolitano?


Uno de los retos que tuvo el árbitro antioqueño Wílmar Roldán, en el empate (2-2) entre Junior y Deportes Tolima, por la semifinal (vuelta) de la Copa Águila 2016, fue la acción que determinó el primer gol del cuadro 'tiburón'.

Al minuto 40, el volante Léiner Escalante apareció en solitario y venció al portero de la visita, Luis Delgado, para el tanto inicial de los barranquilleros, que por la vía de los penales se quedaron con el tiquete a la gran final.

Sin embargo, en el ambiente quedó un manto de duda por la aparente posición irregular del mediocampista, tras el pase de James Sánchez, quien a su vez recibió el esférico del paraguayo Roberto Ovelar. 

En efecto, antes de que Ovelar tomara el útil por zona derecha, Escalante al parecer volvía de posición adelantada, la cual -en el pase de Sánchez- recompuso. Si bien sus pies estaban en línea con la zaga Pijao, que intentó achicar y dejarlo en 'offside', Léiner tenía sus brazos y parte de su cuerpo adelantados. 

Con todo y ello, Roldán -apoyado en su asistente número uno, Wílmar Navarro de Santander- validó la anotación, que dejó sin reacción al guardameta Delgado y fue clave para la clasificación juniorista a la máxima instancia, que ganó en 2015. 

Fotos: Win Sports

Si te lo perdiste