Danovis Banguero no pudo terminar los últimos tres partidos del DEPORTES TOLIMA por lesión


En la última semana, Deportes Tolima disputó tres partidos: Dos por la Liga Águila 2 2016 y otro por la semifinal de Copa Águila, y en los tres, el lateral izquierdo Danovis Banguero tuvo que abandonar el campo por lesión.

El domingo 9 de octubre, en el empate (1-1) frente al Independiente Medellín, por la jornada 15 de la Liga Águila 2 2016, Danovis fue sustituido a los 40', luego de sufrir problemas musculares en la espalda. En su lugar, entró el cartagenero Ómar Albornoz.

Durante los dos días previos a la competencia, Banguero estuvo bajo observación del departamento médico del equipo, con trabajos de fisioterapia en la sede de la Federación Colombiana de Fútbol en Bogotá. 

No obstante, el pasado miércoles, en la paridad (2-2) ante Junior, por la semifinal de la Copa Águila, el llanero fue titular. Pero con todo y ello, dejó la cancha a los 59'; también por lesión. De nuevo ingresó Albornoz para tomar su lugar.

Al regreso a Ibagué, el lateral estuvo en trabajos diferenciales y recibió terapias e inyecciones, con el fin de estar a disposición del estratega Alberto Gamero para el próximo choque liguero. 

Y cuando se creía que no se repetiría esta historia, el domingo, en la victoria (1-0) ante Patriotas, por la fecha 16 del torneo liguero, Banguero salió de nuevo en camilla, también con serias dolencias en una de sus rodillas. Apenas corría el minuto 9, cuando fue relevado por Albornoz. La muestra de impotencia en el jugador era evidente.

"El caso de Banguero es un caso clínico. Considero que es muy importante para el equipo y por eso lo esperamos hasta último minuto. Hoy (domingo) fue una lesión de rodilla, metió el pie mal y salió lesionado", dijo Gamero en rueda de prensa. 

Aún no se conoce un diagnóstico oficial sobre la salud del jugador, pero lo más probable es que -de acuerdo a lo que vivió en la semana que pasó- reciba descanso por parte del cuerpo técnico, para que pueda estar de nuevo al 100 por ciento.

Y es que desde su regreso a la divisa tolimense a mediados de año, Banguero se ha convertido en uno de los hombres de confianza del estratega Gamero, pese a que fue el responsable de dos de los tres penales que cometido el equipo en la Liga.

Fotos: Raza Pijao