Trataré de subirle la autoestima a los jugadores: Gamero y la derrota (2-0) de DEPORTES TOLIMA ante Cortuluá


Parece que el técnico del Deportes Tolima, Alberto Miguel Gamero, estuvo muy lejos de ver el partido que presenciaron periodistas e hinchas, en la caída como local (0-2) ante en penúltimo de la Liga Águila 2 2016, Cortuluá, por la fecha 12 del certamen. 

El estratega samario trató de justificar sin éxito, con su discurso repetitivo, para algunos lleno de excusas, la segunda derrota consecutiva de su escuadra, a la que ya se le acabaron los ahorros que la tenían como líder del campeonato. 

"Perdimos un partido que no tenía que haberse perdido, por lo menos por lo que hizo el equipo en la cancha. Encontramos un rival 100 por ciento efectivo, en el primer tiempo tuvo una llegada que sacó (Luis) Delgado y cobró un penal que para mí no fue producto de una opción de gol. 

"Y en el segundo tiempo tienen una acción y nos hacen gol, cuando nuestro equipo estuvo gran parte del partido en campo contrario, elaborando jugadas de gol. Tuvimos una que otra pero no las hicimos. Cortuluá se defendió bien cuando tuvo que hacerlo", dijo el adiestrador en rueda de prensa.

Desde hace cuatro jornadas Tolima no sabe lo que es ganar en el torneo. Además, perdió el invicto de 14 fechas que llevaba y, como si fuera poco, atraviesa por su peor momento en fase ofensiva: en los últimos 360 minutos solo marcó dos veces, cuando en las ocho anteriores jornadas embocó el esférico en 14 ocasiones.

Y es que, precisamente, la polémica en la conferencia dada por el entrenador se dio cuando pretendió 'darle clases' a los periodistas de qué era -a su juicio- una acción de gol y cómo debía ponderarse el rendimiento de sus jugadores en ese sentido.

"Lo que pasa es que muchas veces cuando pateas un balón va fuera del arco, quizá para ustedes no es una acción de gol, pero es un acercamiento al arco. De pronto las opciones de gol no se dan porque no llegan al arco, pero acercamientos... 

"Hoy (martes) jugamos 70 minutos en campo de Tuluá, intentamos, tiramos centros, entramos tocando. Tuvimos elaboración de juego y por lo menos para hacer un gol", enfatizó.

El desarrollo

Si algo repitió una y otra vez Gamero es que su rival fue más efectivo, algo que no deja de ser cierto. No obstante, se quedó corto para explicar por qué si su equipo protagonizó el volumen ofensivo que argumentó, no concretó en campo contrario.

"Perdimos un partido con un equipo que me llegó tres veces. Hicimos elaboración de fútbol y tuvimos la mayor parte del partido con el balón en los pies, pero cuando llega un momento de estos hay que saberlo aceptar, soportar", dijo.

Y agregó: "Tuvimos opciones en el primer tiempo y en el segundo. Ante Millonarios protagonizamos menos opciones y ganamos (3-1). Hoy llegamos y no la metimos. Contra Cali aquí (Copa Águila) nos atacaron más y nosotros ganamos. 

"Eso pasa en el fútbol, son fases que tenemos que aceptarlas, porque fue un partido que salimos a proponerlo con cuatro volantes ofensivos, que tuvieron a mi modo de ver un buen trabajo. Necesitamos salir de este atolladero".

Y defendió la exclusión del lateral Henry Obando, justo antes de la segunda conquista tulueña, para meter al paraguayo Víctor Aquino. 

"Cuando saqué a Obando no vi desorden. Desafortunadamente a los 50 segundo de haberlo sacado nos meten el segundo. Nos pasó hoy y tenemos que aceptarlo", dijo.

Hace falta

El 'Sonero' reconoció -entre líneas- que su plantel es 'Angelodependiente', toda vez que sin la producción del atacante sanandresano, quien marcó seis de los 16 tantos que tiene la 'tribu' hasta el momento', su equipo es uno más.

"Para nadie es un secreto. Cuando tienes el goleador como Ángelo Rodríguez, que te ha hecho seis goles y no está jugando, claro que hace falta, porque los goles hacen falta", indicó Gamero. 

Aunque añadió: "Hemos tratado de que los que entren tengan esa misma vocación y hagan un trabajo similar a los que han estado jugando. Pero de pronto no hemos encontrado la respuesta de los que están afuera".

A su vez, negó que su divisa estuviera 'fundida' física y mentalmente. Prefirió llenarse de positivismo y tratar de convencer de que el 'Vinotinto y Oro' no se desinflará, como tanto temen sus hinchas. 

"No creo que nos vaya a durar mucho. Cuando tú ves un equipo fundido lo ves muerto en la cancha, sin estructura de juego. Pero este grupo hasta el último minuto intentó atacar, se defendió bien. 

"Trataré de subirle la autoestima a los jugadores y meterle en la cabeza a ellos, y todos ustedes (periodistas),  que no nos van a sacar. Sé que tengo equipo para pelear, tuvimos un bache de dos partidos y el domingo ante Equidad iremos a recuperar los puntos que perdimos", puntualizó.

Si te lo perdiste