'Estocada' al G8 en la asamblea de la Dimayor: Ganó Perdomo


Y se impuso la 'aplanadora'. La iniciativa de ocho clubes, incluido Deportes Tolima, de pedir cambios estructurales en la División Mayor del Fútbol Colombiano fracasó. Al menos así lo dio a conocer -entre líneas- el presidente de la entidad, Jorge Perdomo, luego de la asamblea extraordinaria de cinco horas efectuada en Bogotá.

La alianza del 'Vinotinto y Oro' junto a Cali, Nacional, Medellín, Millonarios, Junior, Once Caldas y América, fue vencida por el grueso de los 28 equipos restantes de la Dimayor, al considerarla inviable para sus intereses.

Ni la petición de mejores ingresos para los equipos de la A por los derechos de televisión; ni el deseo de conocer los contratos que existen, ni mucho menos una junta directiva que gobierne la entidad, tuvieron fruto.

Aunque Perdomo le bajó 'el tono' al tema, al decir que imperó el respeto de la mayoría, lo cierto es que como él mismo dijo "hubo caras largas" al finalizar la reunión.

"Debo celebrar que la asamblea se desarrolló con mucha altura. Los llamados de atención se hicieron con el respeto que merecen los presidentes de los clubes. Al final se llevaron a votación dos temas de reforma de estatutos. 

"La ratificación la condición de presidencialista de la Dimayor, es decir no aceptar una junta directa. Lo otro elevar el umbral para la toma de decisiones en el reparto por temas de derechos de televisión", dijo.

Y añadió: "Al terminar la asamblea encontré caras destempladas de los presidentes del 'G-8' porque hubo desacuerdo con ellos. Se dio la ratificación del régimen presidencialista en la Dimayor, ni tampoco se elevó el umbral. Acá hay que construir consensos y terminar con los enfrentamientos, que de nada le sirven al fútbol".

El presidente del ente rector fue enfático en manifestar que no es posible que terceros conozcan los contratos que ha suscrito la Dimayor con sus patrocinadores y socios, debido a los pactos de confidencialidad que existen.

Así 'tumbó' la auditoría que quería hacerse de parte del 'G8', entre otras cosas, sobre la vinculación con Win Sports, canal que pertenece a RCN y DirecTV.

Sobre el futuro de este grupo disidente, Perdomo no quiso comprometerse; aunque es claro el panorama. "No sé qué pasará con el G8", atinó a decir.

Y concluyó: "En el reglamento, hay posibilidad de construir consensos y terminar este conflicto que no le hace bien al fútbol.

"Las propuestas son bienvenidas todas, pero se le criticó la génesis y el desarrollo de los comunicados, en donde el lenguaje fue desafortunado y generó malestar alrededor de la Dimayor y la FCF".

En noviembre, los representantes de los 36 clubes del rentado colombiano volverán a verse las caras, para discutir si habrá cambios en los modelos de competición de la Liga, Copa y Torneo Águila de 2017.