Dura respuesta del G8 a Perdomo: La disidencia sigue firme en la Dimayor


Quienes creían que luego de la asamblea de este miércoles el 'G8' se disolvería, tras desestimarse todas y cada una de sus pretensiones, se equivocaron. El grupo de clubes disidentes de la División Mayor del Fútbol Colombiano le respondió duro y claro al presidente de la entidad, Jorge Fernando Perdomo, quien trató de algún modo de minimizarlos. 

En la tarde del jueves se conoció la misiva que firmaron Deportes Tolima, América, Nacional, Deportivo Cali, Medellín, Millonarios, Once Caldas, Junior y su filial en la B, Barranquilla, en la que arremeten contra Perdomo y ratifican la fuerte división en el seno del ente rector. 

"La mayoría de los equipos históricos y más tradicionales de Colombia, que además cuentan con la más grande hinchada y audiencia del país, reiteramos que seguiremos trabajando en la formulación de propuestas y buscando el consenso de todos, con más fuerza y unión, después de los sucedido ayer en la asamblea de la Dimayor", inicia la comunicación.


Y añade: Las declaraciones posteriores del presidente Jorge Perdomo, no solo resumen lo sucedido en dicha reunión, sino que además son la evidencia clara de la división que reina en su interior y que se perdió la unidad de propósito que debería existir entre todos los clubes afiliados".

Para el 'G8', las decisiones tomadas en la asamblea en cuanto al tema de los dineros que recibe cada institución por el tema de televisión, la negativa de hacer una auditoría a los contratos de la entidad y también el rechazo a nombrar una junta directiva que gobierne la Dimayor, eran previsibles.

"Los equipos que conformamos este grupo no fuimos sorprendidos por las decisiones adoptadas en dicha sesión, pues son un claro reflejo de lo que ha venido pasando en esa entidad y que justamente nos motiva para que sigamos trabajando en el desarrollo del fútbol colombiano, mediante la implantación de los principios del Buen Gobierno corporativo y la implementación de prácticas modernas de gestión y administración", agrega. 

Y critica, acto seguido, la gestión de Perdomo y el respaldo de los 27 clubes restantes de la Dimayor; de los que hace parte Santa Fe, el primer campeón de balompié criollo.

"Mientras se continúen ignorando las propuestas que solo buscan beneficiar el desarrollo de este deporte, se atiendan intereses particulares y no los de la generalidad, se limite el disentir y se desprecie a los grandes clubes de Colombia, no será posible avanzar en la modernización del fútbol colombiano", puntualiza.

Por último, la disidencia agradece los esfuerzos de presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, de apaciguar esta crisis institucional, que tuvo sus orígenes tras la reunión de los presidentes de los clubes en mención en Cartagena; representados por Álvaro Martínez, presidente del Cali. 

La próxima asamblea de la Dimayor será en noviembre y en ella tendrá que decidirse de qué forma se jugará la Liga, Copa y Torneo Águila. Sin embargo, el tema sobre la mesa será nuevamente el 'G8', que dejó clara su postura y -al parecer- no descansará hasta ganar la batalla frente a Perdomo y sus aliados. 

Foto: Dimayor