Esta experiencia fue un regalo de Dios: Raúl Ortiz, el hombre detrás de la medallista Íngrit Valencia


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Aunque los registros digan que la medalla lograda por la pugilista Íngrit Valencia fue de bronce, para su esposo y entrenador, Raúl Ortiz, la deportista inscribió con letras de oro su nombre en los Juegos Olímpicos. 

El ibaguereño, uno de los patrocinadores de la gesta más importante del boxeo femenino colombiano en la historia, habló con El Rincón del Vinotinto sobre la actuación de su pupila, en la división de los 51 kilogramos.

"Estoy muy agradecido con Dios. Me ha permitido disfrutar de esta experiencia. También con Íngrit, que fue la gestora de mi presencia aquí con su talento, su capacidad y con esos excelentes resultados que año tras año brindó al boxeo colombiano a nivel internacional", dijo el estratega.

Y es que Valencia rompió esquemas. Nunca antes una boxeadora 'cafetera' había clasificado a las justas orbitales. Y ella, acostumbrada a estar en el podio en todos los eventos del ciclo olímpico (Nacionales, Bolivarianos, Sudamericanos, Centroamericanos y Panamericanos) no podía quedarse con las ganas de hacerlo en el evento cumbre del deporte.

"Los excelentes resultados de Íngrit son de admirar. En todos los juegos del ciclo olímpico ella siempre estuvo en el podio, llevándose oro, plata o bronce. Teníamos un sueño de llegar a unos Juegos Olímpicos desde el 2011, pero no pudimos clasificar a Londres en 2012. No obstante, desde entonces la mente estuvo puesta hacia esta olimpiada", expresó.

Y agregó: "Para mí, más que una bendición fue un regalo. Porque con Íngrit pudimos hacer realidad el sueño que teníamos como pareja, como entrenador - alumna. Nos vamos muy felices de haber cumplido ese sueño, esa meta que nos propusimos".

Dos victorias en el cuadrilátero, ante la centroafricana Judith Mbougnade y la tailandesa Peamwilai Laopeam, fueron suficientes para asegurar el bronce. La derrota del miércoles frente a la francesa Sarah Ourahmoune no opacó su conquista, celebrada por millones a la distancia.

"Creo que cada combate que Íngrit realizó lo hizo como si fuera la final, lo dio todo y demostró ante el mundo entero que Colombia tiene boxeo femenino", expresó Ortiz, quien se convirtió en apoyo fundamental para la nacida en Morales (Cauca) y formada en Cali (Valle).

En cuanto a lo que viene para el 'Dúo dinámico' del boxeo tolimense, lo primero será tomarse algunos días de descanso y liberar así toda la tensión y el estrés que genera la competencia al más alto nivel. Antes, eso sí, recibirán los homenajes que corresponden por parte del Gobierno Nacional y las autoridades regionales. 

"Queremos reunirnos en familia, pasear, ir a río, relajarnos. Alejarnos un poco de todo esto que se vivió, que es bastante estresante y de bastante compromiso", finalizó el entrenador, quien puede jactarse de hacer parte de la mejor liga del interior del país.

Foto: EFE



Si te lo perdiste