El pesista Óscar Figueroa le da a Colombia la primera medalla de oro en Río 2016


Y cuatro años después, el himno nacional volvió a escucharse en los Juegos Olímpicos, un hecho que es sinónimo de esfuerzo, sufrimiento, lucha y sobre todo, perseverancia.

El pesista Óscar Figueroa, nacido en Antioquia pero formado en el Valle del Cauca, el mismo que vio en Pekín 2008 truncado su sueño por una lesión de muñeca, le dio este lunes a Colombia la primera presea de oro en las justas de Río 2016, con la que la delegación 'cafetera' se estrenó en el medallero general.

En la categoría de los 62 kilogramos, Figueroa se impuso frente al indonesio Eko Yuli Irawan, plata, y el kazajo Farkhad Kharki, con un total de 318 kg. levantados: 142 de ellos en el arranque y 176 en el envión. 

En la fase de arranque, Figueroa comenzó con 137 kilogramos en el primer intento y luego levantó 142 en el segundo. Hubo un tercer intento, en los 145 kg., pero no fue exitoso para el deportista.

Por su parte, en el envión, Óscar se puso como primera meta levantar los 172 kilogramos, objetivo que logró con comodidad. Luego, intentó con éxito con 176 kg. y ante el fallo de Irawan se aseguró la presea dorada.

El colombiano salió en búsqueda de un nuevo récord en su palmarés (179 kg.), no obstante no lo consiguió. Pese a ello, las lágrimas de felicidad de inmediato embargaron al deportista, quien se despedirá como pesista con el logro más importante que podía alcanzar: ¡El olimpo! 

"Es la mayor gloria en mi carrera deportiva, después de 22 años. Y pues a las personas que me hablaban de mí quiero decirles que no estaba viejo, solo tenía más experiencia. Y en la plataforma lo pudieron ver", dijo el medallista, quien en Londres 2012 había sido plata.

Y añadió: "Esta fue la estrategia de mi entrenador. Funcionó a la perfección y gracias a Dios se dieron los resultados".

Luego, la celebración fue con su señora madre, Hermelinda, quien no pudo aguantar las ganas de ver campeón a su hijo y lo acompañó de principio a fin en el Pabellón Ríocentro; lugar en donde se llevó a cabo la competencia.

Esta es la tercera medalla de oro que logra el deporte olímpico colombiano en la historia, la primera para los caballeros, luego de las alcanzadas por la también pesista vallecaucana María Isabel Urrutia (Sydney 2000) y la bicicrosista Mariana Pajón (Londres 2012).

El legado

Una de las más emocionadas con la gesta de Figueroa fue Urrutia, quien dio inicio a la senda dorada del tricolor patrio en los Olímpicos. La hoy comentarista de la cadena ESPN felicitó de forma muy especial al deportista, consciente que son contados con los dedos los deportistas que han logrado la cúspide.

"Para mí es un orgullo grande el saber que terminas tu carrera deportiva como la terminé yo: En lo más alto del podio olímpico. Para Colombia, para todas nuestras juventudes. 

"Te quiero mucho y te deseo los mejores éxitos en tu nueva carrera, que creo debe ser como entrenador y no como dirigente porque tenemos que construir mejores pesistas para que mantengamos estos logros", dijo Urrutia.

Foto: Suministrada



Si te lo perdiste