Volvió la fiesta al Murillo Toro con la victoria del DEPORTES TOLIMA: Pero no todo fue color de rosa


Después de un mes y 19 días y la incertidumbre que se vivió por las diferencias entre Gabriel Camargo, presidente del Deportes Tolima y el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, por el préstamo del escenario, regresó el fútbol profesional colombiano al césped del estadio Manuel Murillo Toro. 

Y como no pasaba desde finales 2015, en los duelos frente a Once Caldas y Junior, el colorido de una gran cantidad de hinchas adornó las tribunas del máximo escenario deportivo de los ibaguereños, para el debut como local en la Liga Águila 2 2016 ante Deportivo Cali. 


Se calcula que al menos unas 15 mil personas se dieron cita en el 'Coloso de la 37' para ver la victoria (1-0) del 'Vinotinto y Oro' ante los 'azucareros', atraídos por los nuevos precios de boletería dispuestos por la institución Pijao. 

Con descuentos de hasta 50%, con respecto a los manejados en el primer semestre del año, todo estaba servido para disfrutar de una gran fiesta, la cual se vivió en las tribunas con el tanto a los 57' del delantero Ángelo Rodríguez.

En la tribuna norte, que durante un importante número de cotejos lució vacía, se vio una gran cantidad de niños acompañados por sus padres, al igual que en las localidades de oriental y occidental.

Por su parte, en la popular, los encargados de amenizar la jornada fueron los integrantes de la barra Revolución Vinotinto Sur.


Pero...

No obstante, no todo fue perfecto. A través de las redes sociales, decenas de aficionados denunciaron que, pese a tener boleta en la mano, les cerraron la puerta en la cara, y los dejaron con las ganas de ver el estreno en casa de la 'tribu'.

"Volvió a fallar la logística, mucha gente con boleta y las puertas cerradas", dijo uno de los hinchas a El Rincón del Vinotinto, vía Whatsapp. 

"Quiero manifestarles que cerraron las puertas y había gente con boleta. Además no vendieron entradas suficientes para los que querían ver el partido, teniendo espacio en el estadio. Es una falta de respeto para el hincha", añadió otro aficionado.

Y es que las quejas sobre los expendios de venta habilitados en el estadio abundaron, en lo que al parecer fue todo un desorden. 

A ello se suma el acto de censura del que fue objeto este medio de comunicación -una vez más- por parte de la jefatura de prensa del equipo, quien se ha empeñado en desconocer la labor hecha por El Rincón. 

Después de dos días de haber enviado la solicitud para el ingreso al partido, el jefe de prensa, Luis Fernando Giraldo -hijo de Carlos Giraldo, narrador de RCN Radio Ibagué- respondió la comunicación de manera negativa a solo una hora y 59 minutos para el partido.


"Buenas tardes, por este medio notificamos que su solicitud fue rechazada", fue lo que atinó a responder el comunicador; quizá, por los múltiples mensajes en los que se pidió respuesta oportuna.

Giraldo jr. no quiso exponer las razones para que la petición de El Rincón fuera negada; a diferencia de las de otros colegas, quienes pese a no tener acreditación de Dimayor pudieron hacer su labor sin problemas.  

Esta redacción quiso comunicarse con el gerente del equipo, Ricardo Salazar, para conocer su visión sobre estos temas, pero no obtuvo respuesta. 

Fotos: Carlos Rivera, Laura Hernández y Lina Pinto