Así vivimos desde la Sur el empate (0-0) entre DEPORTES TOLIMA y Millonarios por Copa Águila


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Con un masivo acompañamiento, la Revolución Vinotinto Sur le cumplió la cita al Deportes Tolima en el empate (0-0) en la noche del miércoles frente a Millonarios, por los octavos de final (ida) de la Copa Águila. Al menos unas dos mil personas se congregaron en la popular y de principio a fin vibraron con su amado equipo, que a decir verdad quedó en deuda con el resultado.


Cuando salió el equipo a hacer sus trabajos precompetitivos, los aplausos cayeron desde el cemento,. Sobre todo para el golero paraguayo Joel Silva, quien se ha ganado un reconocimiento especial por su profesionalismo en el campo de juego. 


Y es que desde la previa se respiraba un ambiente especial. Y no era para menos. La agrupación poco a poco colmó su sector en la lateral y preparó todo para la salida, en la que extendieron una vez más el tapatribunas que la ha caracterizado.



El mismo fue batido de un lado al otro, como si hubiera cobrado vida propia. Desde lejos lucía sencillamente imponente.


Los tradicionales cánticos de la barra animaron la fría noche ibaguereña; en especial el Bunde de la 'Revo', letra que poco a poco se aprenden más hinchas y se escucha con más fuerza. También otros como "Yo soy lechona y tengo aguante" o "Vamos Tolima, que esta noche tenemos que ganar", retumbaron en las graderías. 



Con el cobro de tiro penal del delantero Ángelo Rodríguez, todo estaba dispuesto para la habitual avalancha. Sin embargo, el arquero uruguayo Nicolás Vikonis se encargó de ahogar el grito de gol, con una certeza atajada que dejó pasmados a gran parte de los espectadores que asistieron al 'Coloso de la 37'; menos a los de la Revolución, quienes siguieron alentando hasta el final.


Por un momento se oyó el "Movete, Tolima, movete", como sinónimo de ansiedad por ver triunfar al equipo, pero rápidamente fue cambiado por otras letras. Al final, el pitazo del árbitro antioqueño Leonard Mosquera decretó el final de una jornada que, si bien estuvo emotiva, dejó un sinsabor por el resultado. 


La próxima cita como local de la RVS será, precisamente, ante los 'albiazules', esta vez por la Liga Águila 2 2016, en el fin de semana del 7 de agosto. Antes la agrupación prepara su viaje a Tunja, para acompañar este sábado (7 p.m.) al 'Vinotinto y Oro' ante Boyacá Chicó, en el estadio La Independencia.