Saíz, en búsqueda de un sueño: El espinaluno disputa su primera final con Independiente Medellín

junio 14, 2016


Por: Mario Alejandro Rodríguez

Han pasado ya algunos años desde aquellas tardes en que, sin nada que perder, se aventuraba a buscar la gloria en las redes contrarias, en su natal Espinal. También del día en que su sueño de ser campeón mundial juvenil se desvaneció en un poco más de una hora y las lágrimas fueron pocas para aliviar el sinsabor tan grande que quedó en su alma.

Pero quizá este, y no otro, sea el momento idóneo para la consagración. Para comenzar a redimir los méritos hechos durante siete años de carrera profesional, llena de alegrías, pero también de momentos difíciles. 

Juan Camilo Saíz, el mismo que inició a darle rienda suelta a sus anhelos en el Club Deportivo Pijaos del Espinal y hoy hombre indispensable en la zaga del Independiente Medellín, está a 180 minutos de la gesta más grande de su carrera.

Hijo de don Juan de Jesús y Luz Helena, esposo de Daniela y padre de Juan Ángel, de solo cuatro años; quienes son su mayor motivación, el defensor de 24 años será la representación de la 'Tierra de la Tambora' en una nueva definición del fútbol profesional colombiano, que en esta ocasión tendrá al 'Poderoso' frente al Junior de Barranquilla.

El Rincón del Vinotinto habló con él sobre cómo vive los momentos previos a la disputa de la estrella de mitad de año, la misma que desde 2009 ha estado merodeando por el Valle de Aburrá, pero no ha encontrado el momento preciso para posarse definitivamente en el firmamento antioqueño. 

La primera cita está pactada para este miércoles (7 p.m.) en el estadio Metropolitano. La vuelta tendrá lugar el domingo (6 p.m.) en el Atanasio. ¿Será que esta vez sí, Medallo?

El Rincón del Vinotinto: Le llegó la hora...

Juan Camilo Saíz: Sí. Estamos muy tranquilos, concentrados. Sabemos que esta es la tercera final del Medellín en los últimos dos años. Y gracias a Dios puedo estar en ella. La mente está puesta en no dejarla escapar y esperamos salir a hacer lo que mejor sabemos hacer: Tener la pelota y estamos confiados de llevarnos este miércoles un resultado positivo del Metropolitano.

E.R.V.: Esta es su primera final. ¿Nerviosismo? ¿Ansiedad? ¿Cómo afronta estos momentos?

J.C.S.: Bueno, sí. Genera un poco de ansiedad, pero ante esta instancia creo que todos los jugadores la sienten, o sino que se dediquen a otra cosa. Pienso que es algo normal y es saber manejar el momento, estar tranquilo y confiar en lo que se ha hecho durante el torneo. Eso sin duda dará mucha serenidad y en la cancha no hacer más, pero tampoco menos, sino lo que siempre se ha realizado.

E.R.V.: Al Medellín no se le puede escapar esta estrella...

J.C.S.: Esa es la consigna nuestra. Ya es hora de darle esta alegría a toda la hinchada, a toda Medellín y al pueblo antioqueño. Esperemos que no se nos escape, esperamos hacer las cosas bien y podamos conseguir la tan anhelada sexta. 

E.R.V.: Es usted la única cuota tolimense en esta definición. ¿Qué sentimientos genera ello?

J.C.S.: Me llena de mucho orgullo. Sabemos de la calidad de jugadores tolimenses que hay y en este caso soy yo el que está representando al departamento, dejando en alto el nombre de mi tierra, Espinal y deseo quedar campeón para que esté mucho más arriba.

E.R.V.: ¿Imaginó que en vez de Junior el rival hubiera sido Nacional? Que al frente estuvieran Daniel Bocanegra y Gilberto 'Alcatraz' García...

J.C.S.: Sí, claro. Esto es fútbol y en su momento llegué a pensarlo, que nos tocaría frente a ellos. Pero ahora la mente está en Junior y la intención es hacer las cosas de la mejor manera.

El estandarte

E.R.V.: Quizá cuando llegó al Medellín muchos hinchas no creían en lo que podía aportarle al equipo. Pero ahora es prácticamente una ficha clave del profe Leonel Álvarez. ¿Cómo ha afrontado este proceso?

J.C.S.: La verdad si bien llegué con muy poca expectativa por parte de la afición. Pero con mucho trabajo, humildad y sobretodo sacrificio he ido cambiando ese pensamiento. Quiero agradecerle al profe Leo que este semestre me dio la oportunidad. Y con lo hecho partido tras partido me convertí en jugador fundamental en la parte posterior.

E.R.V.: Esa semifinal frente a Cortuluá fue demasiado sufrida para usted. Y más que le correspondió patear un penal en la definición. ¿Cómo vivió esos instantes?

J.C.S.: No esperábamos que se fuera a esas instancias, porque veníamos de ganar en Tuluá. Pero hay que reconocer que ellos propusieron y nos complicaron. Al final nos vamos a los penales y ante la responsabilidad de cobrar el séptimo cobro estuve muy tranquilo. Confié en lo había hecho hasta el momento y gracias a Dios lo ejecuté de la mejor manera. Nuestros compañeros también trataron de acertar, pero en especial David, quien tuvo una noche genial en sus 200 partidos.

E.R.V.: Precisamente, ¿Cómo es la relación con el arquero David González? 

J.C.S.: Él es un arquero muy experimentado. Aparte es un muy buen ser humano. Hay mucha comunicación y una de las cosas que hemos logrado en Independiente Medellín es que hicimos una linda familia. Todos nos preocupamos por lo del otro y estamos comprometidos con la causa. Y David es uno de los que siempre me está motivando, apoyando y desde su experiencia nos aconseja para mejorar.

E.R.V.: ¿Es un hombre de cábalas antes de una instancia tan importante?

J.C.S.: La verdad no. Simplemente creo mucho en Dios y confío mucho en mi trabajo. Pero no es que tenga cábalas ni cosas así.

El dato

El último jugador tolimense en jugar una final con la escuadra 'Roja' de Antioquia fue el purificense Daniel Eduardo Bocanegra, titular en el onceno orientado por otro crédito de la 'Tierra Firme': El ibaguereño Hernán Torres Oliveros. Ambos al final fueron subcampeones de la Liga 2 2012. 

Fotos: DIM - Oficial




SI TE LO PERDISTE