Al DEPORTES TOLIMA de nuevo le 'cogió la noche' en el tema mercadeo

junio 25, 2016


Por: Mario Alejandro Rodríguez

En menos de siete días arranca la participación del Deportes Tolima en la Liga Águila 2 2016 y parece ser que, como en el primer semestre del año, a la dirigencia le 'cogió la noche' en aspectos logísticos claves para cualquier escuadra seria del fútbol profesional.

Hasta el momento no se tiene certeza de cuáles serán las estrategias de mercadeo que implementará el club para motivar a sus aficionados, en pro de tener un buen promedio de asistencia en los 10 partidos que tendrá como local en el torneo.

Y es que la postura del presidente de la institución, Gabriel Camargo, ha sido exactamente la misma que tuvo en la primera parte del año: Quejarse por los valores del alquiler del estadio Manuel Murillo Toro y de paso advertir que, de no ser favorecido con tarifas más cómodas, podría llevarse el equipo a jugar a otro escenario.

Vea: Camargo y Jaramillo hablaron del tema del arriendo del Murillo Toro 

El problema es que la promesa hecha por el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, de interceder ante el Concejo de la ciudad para elaborar un nuevo proyecto de acuerdo en este tema avanza a paso muy lento. Mientras tanto ambos, Jaramillo y Camargo, no ceden. 

El burgomaestre ha sido claro y enfatizó su posición en que el club debe pagar -por ahora- lo que ya está establecido, basado además en las multimillonarias ganancias del club durante el último año por venta de jugadores: Yimmi Chará al Monterrey de México (2014) y Andrés Ibargüen (2016) al Atlético Nacional.

Camargo, en tanto, manifiesta cada vez que puede que su divisa genera pérdidas mensuales por tema de taquilla; aunque no se ve qué esfuerzos hace para atraer a la afición, que ante la mala campaña en el primer semestre y el cierre de algunas localidades mermó su concurrencia. (Vea la nota).

¿Habrá abonos?

De la posibilidad de venta de abonos, lo único que se sabe -dicho por el propio Camargo al programa Los Dueños del Balón de RCN, su medio de comunicación predilecto- es que no se sacarían al público, cuando en otros clubes ya iniciaron el proceso de venta desde hace varias semanas.


En ese orden de ideas tampoco se sabe cuáles serán los precios de boletería por encuentro o si se habilitarán tribunas especiales para las familias.

Lo lamentable de ello es que durante este segundo semestre el elenco de la 'Tierra Firme' no solo tendrá presencia en la Liga: También en la Copa Águila, certamen en el que disputará desde el 27 de julio los octavos de final ante Millonarios, y la Copa Sudamericana; evento que el año anterior no se jugó en el Murillo Toro debido a las remodelaciones que se hicieron en su césped y tribunas.

Recordemos que el primer encuentro como local en el torneo liguero será en el fin de semana del 10 de julio, cuando el onceno de Alberto Gamero reciba al Deportivo Cali por la segunda fecha del 'Todos contra todos'. Tres días después enfrentará a Fortaleza, también en casa, por la tercera jornada.

¿Y el nuevo uniforme?

Pese a que el pasado 15 de junio la firma deportiva tolimense Sheffy confirmó que había llegado a un acuerdo verbal con Gabriel Camargo para volver a vestir al equipo (Vea la nota), lo cierto es que no se conoce si este convenio ya está protocolizado en el papel. 

Las últimas informaciones sobre este tema estaban enfocadas a la necesidad de Tolima de deshacer el contrato que lo liga a la empresa inglesa Mitre, vigente desde 2010. Mientras tanto los hinchas siguen esperando con ansias que se conozcan novedades al respecto y se presente un nuevo modelo de uniforme; el cual no varía desde el segundo semestre de 2014.


¿Se hará presentación oficial?

Si no se ha definido el préstamo del estadio y por ende el tema de los abonos, y no se sabe si ya se firmó el contrato con el nuevo sponsor de indumentaria, las esperanzas de contar con una presentación oficial del plantel y sus nuevas incorporaciones son casi nulas. 

Así ha sido la costumbre en los últimos años. Algo usual en otros elencos del rentado local, incluso en clubes locales de otras disciplinas -como es el caso del equipo de futsal Tolima Syscafé (Vea la nota)- no llama la atención del dueño del equipo y su junta directiva. 

Foto: Archivo




SI TE LO PERDISTE