El presente del DEPORTES TOLIMA campeón Sub-20, dos años después


Por: Mario Alejandro Rodríguez

¿Recuerdan al equipo juvenil del Deportes Tolima que el 30 de enero de 2014 se alzó con el título del Campeonato Nacional Sub-20, tras ganarle a Junior la final en el Murillo Toro? ¿A cuántos jugadores de esa nómina identifican hoy en el primer equipo? Pues de ese grupo, solo cinco visten la casaca 'Vinotinto y Oro'.

En efecto, Wílmar Barrios, quien antes de coronarse campeón ya hacía parte del plantel profesional, por iniciativa del técnico Carlos César Castro; el lateral Henry Obando, quien debutó en la A también con el 'C.C.' pero de forma extraña no estuvo en el partido decisivo ante los 'rojiblancos' y Wilfrido De La Rosa, el autor del tanto que le dio a la tribu la gloria en ese cotejo, son los futbolistas que continúan aún en los musicales.

Barrios es en la actualidad el jugador con mayor proyección de aquella escuadra. 

Aunque de ellos tres, el que mayor proyección tiene en la actualidad es Barrios, quien es el capitán del onceno orientado por Alberto Gamero, integró la Selección Colombia que se clasificó a los Juegos Olímpicos tras 24 años y hace parte de la lista de 40 preconvocados por el técnico José Néstor Pékerman para la Copa América Centenario, a disputarse en los Estados Unidos.

Por su parte, a Obando le ha costado para consolidarse en el primer equipo y en algunas ocasiones recibe la oportunidad de estar en la titular, en reemplazo de Didier Delgado, el 'dueño' de la banda derecha.

En cuanto a De La Rosa, el éxito no ha estado de su lado. Luego de ser el goleador del equipo en la Copa Colombia 2014, torneo que ganaron los Pijaos frente a Independiente Santa Fe, el hijo de Algarrobo (Magdalena) sufrió el 23 de agosto de 2015 una grave lesión de meniscos en su rodilla derecha, de la cual aún no se recupera.

A ellos podrían sumarse Sebastián Villa y Sleater Arroyo, quienes también integran el primer equipo del 'Vinotinto y Oro'. En ese entonces fueron reclutados por el entrenador Martínez luego de competir con el plantel B, orientado por Víctor 'Káiser' Espinosa, el cual fue eliminado en fases preliminares.

 ¿Y el resto?

Diferente suerte corrieron los siete jugadores nacidos en el departamento: El defensa central Frank Lozano, los volantes Cristian Rosendo González, Luis Bernal, Edwar Sneyder Henao y Cristian Ospina y los delanteros Andrés Felipe Villalobos y David Jaramillo, quienes luego de esta conquista salieron de la institución por diferentes motivos; entre ellos uno en especial: La falta de oportunidades.

Lozano y Jaramillo entrenan con el equipo Tolima Real, bajo la batuta del entrenador Hernán Alzate, aunque no han tenido la oportunidad de demostrar de nuevo sus capacidades; toda vez que este proyecto, liderado por el empresario Juan Carlos Restrepo, está inmerso en una batalla jurídica para ganarse un lugar en el rentado profesional.

"Recuerdo claramente la gran familia que éramos, un equipo que tenía unas metas claras y los pies en la tierra. Pero después quedé sorprendido, ya que salimos campeones de un gran torneo nacional y creo que es el único equipo profesional que tiene en cuenta solo a dos jugadores y a los demás los deja libres", enfatizó Frank, el último Pijao en ponerse la camiseta con la profesional, en 2014.


De otro lado, Villalobos se mantiene en ritmo con un grupo de futbolistas que también fueron 'desechados' por el equipo tolimense, entre ellos Diego Vidal, Andrés Cabrera, John Ibargüen y John Fredy Asprilla, quienes también hicieron parte del equipo campeón.

"Siento que al jugador tolimense no lo miran con la misma prioridad que el jugador de afuera. Creo que hay jugadores muy buenos, que ante las pocas oportunidades se pierden y quizá por eso hacen énfasis en ese tema mental: Porque no todos siguen con el mismo deseo de luchar por lo que quieren y no buscan nuevas opciones", manifestó Villalobos.

En cuanto a González, el mediocampista de marca nacido en Planadas, y quien había militado en las divisiones menores del Deportivo Cali (Vea la nota), decidió retirarse. Bernal y Ospina también le habrían seguido los pasos.

"Estuve probando en otros equipos, como Equidad, Rionegro Águilas cuando jugaba en Pereira y Llaneros. Pero no se dio nada, por lo que dije: No más. Aunque algunos me dicen que no baje los brazos, que siga insistiendo", enfatizó González.

Hay un caso particular. Y es el del delantero Gustavo Cañizales, quien salió por la 'puerta de atrás' del 'Vinotinto', acusado por el presidente Gabriel Camargo de pertenecer a una organización delictiva en Ibagué, pero que de forma sorpresiva fue contratado por River Plate de Argentina (Vea la nota). A la fecha no se tienen pistas sobre la actualidad de este jugador.

Fabio Martínez, entrenador.

La visión del profe

Fabio Martínez, quien fue el estratega de esa divisa campeona y ahora es el Director Deportivo de divisiones del Independiente Medellín, analizó el proceso que se llevó a cabo tras la consecución de este logro. Desde su perspectiva, el porcentaje de jugadores que lograron llegar a la profesional con los Pijaos está dentro de los parámetros normales.

"Hay una tendencia en el fútbol que por generación se promuevan entre uno y cuatro jugadores de la cantera de los equipos profesionales, siendo cuatro un indicador muy bueno en nuestro país; a excepción de equipos que son más lanzadores que ganadores, y que son más bien pocos, como Envigado", dijo.

Y añadió: "La promoción dependerá siempre de las políticas deportivas de cada club. Cuando estuve en Tolima, 10 jugadores del equipo Sub-20 entrenaban con el equipo profesional. Varios jugaron en el primer equipo: Lozano, Obando, Asprilla, Cañizales, Barrios y De la Rosa".

Y defendió la existencia del torneo juvenil: "Este certamen da la posibilidad de subir jugadores, aunque dependerá de la calidad de los jugadores, del Director Técnico de la profesional y como lo dije, de las políticas del club. De ese equipo campeón tuvieron buena participación, pese a que es difícil que lleguen todos", puntualizó.

Faber Gil y Camilo Cataño, hombres que militan en Envigado F.C. y Leones.

Encontraron cabida

Pero así como hubo jugadores que no encontraron mayor chance de sobresalir, otros partieron en búsqueda de nuevos horizontes y lo encontraron, ya fuera en equipos del fútbol colombiano o en divisas del exterior.

Uno de ellos es Faber Gil, un volante externo que, al ver que no sería tenido en cuenta, optó por irse y recaló en el Envigado F.C.; club en el que ya hizo su aparición en la Liga Águila.

"Me dijeron que no iban a contar conmigo para la final, la cual se jugó dos meses después de haber logrado el cupo. Me quedé esperando y como no me solucionaron nada decidí venirme para acá (Envigado). En esos tiempos era demasiado duro tener una oportunidad en la profesional. Pero creo que ahora hay más chances", dijo Gil a El Rincón.

Asimismo, Edwar Henao y Cristian Lenis juegan en el Margarita F.C., un modesto equipo de la segunda división del balompié venezolano, en el que se han convertido en piezas importantes en la lucha por el ascenso. En el caso de Henao, antes estuvo en el Atlético Sopocó; escuadra con la que estuvo muy cerca de llegar a la primera categoría del fútbol vecino.

"Es complicado tener una razón certera del por qué no llegamos a la profesional en Ibagué. Influyen muchos motivos y quizá el más importante es la falta de confianza y posibilidades que tienen los jugadores de las categorías inferiores o los de la propia tierra tolimense", dijo Henao.

Y añadió "Tolima es un gran club y cuenta con excelente preparación tanto deportiva como personal. Hay muchos jugadores con un potencial excelente para explotar y por las pocas posibilidades que sea a tenido han tenido de emigrar y buscar en otros lados".


¿Promesas rotas?

Por su parte, Camilo Cataño, defensa que hizo parte del grupo que rompió la sequía de cuatro años sin títulos en divisiones menores, y que hoy juega para Leones de Turbo, habló de las 'promesas' que por aquella época el club les hizo, que a decir por sus declaraciones fueron rotas.

"Supuestamente después de quedar campeones, nos iban a dar más la oportunidad, así fuera de un contrato. Y hasta el día de hoy ni contrato ni opción, sólo fue quedar campeones y darle nombre al club.

"Uno sabe cómo es el fútbol muchas veces. Lo malo fue que a muchos de nosotros, que hicimos mérito, no fueron capaces de decirnos que no nos iban a dar un año más o nos iban a mandar para otro equipo. Quedamos sin nada", señaló Cataño, sobrino de Édgar, campeón en 2004 con Once Caldas de la Copa Libertadores de América.


Los jóvenes en la actual nómina

En el equipo que orienta Gamero son pocos los jóvenes provenientes de la cantera que tengan opciones de brillar en el profesionalismo. Aunque el estratega abrió la puerta para que en la Copa Águila y en el remate de la Liga tengan posibilidad, el nivel de juego es tibio.

Además de Villa, otros jugadores que han recibido algunos minutos en esta campaña han sido el defensa Daladier Chávez, quien desde el año anterior ha alternado entre el plantel Sub-20 y el profesional y el volante Delman Cajiao. También está el atacante Sleater Arroyo, aunque

Otros, como el lateral Gilberto Lozano y el arquero José Miguel Paz, por citar solo dos nombres, salieron de la institución y buscan 'reencaucharse' nuevamente en su deseo de jugar en la A.

Sin embargo, dicen los que saben, que en el elenco juvenil al mando del 'Káiser' Espinosa hay dos jugadores que prometen y podrían llegar al primer equipo: Son ellos los volantes Kenny Amaya y Camilo Vargas.

Otras voces

Alexis Vergara

El problema del Deportes Tolima es que no le brinda la confianza a su cantera como en otros equipos. Donde le dieran más continuidad estoy seguro que jugarían más jugadores. Si tuvimos un gran torneo, donde fuimos campeones, lo lógico era dejar jugar al equipo, pero no lo hicieron. Solo se quedaron los que ya tenían contrato. 

Víctor Toloza 

Fue una oportunidad muy bacana para mí. Se portaron bien conmigo, apenas llegué todo fue diferente. Era el menor del grupo. Pero sentí que pudieron darme más y no lo hicieron. Les faltó apoyar un poco más a la cantera. Lo único que pedía era que me dejaran estar en una casa hogar (sitios de vivienda de los jugadores juveniles) pero no se dio.

Stalin López

Después de que quedamos campeones, a mí me sacaron del Deportes Tolima. Luego jugué dos años en el Comayagua F.C. de Honduras. Pero me devolví porque el salario es muy malo allá. Estoy en búsqueda de equipo. Sobre el por qué no triunfan los jugadores de las divisiones menores, el tema es muy difícil de decir y prefiero reservarme las razones.

Marcos Lozano

El paso por Deportes Tolima me ayudó a madurar mucho como persona, como profesional del fútbol. Tuve al lado a grandes profesionales como el profe Fabio Martínez. Entrenaba con el plantel profesional y tener siempre al lado a Ántony Silva, Jáner Serpa y Éder Chaux me ayudó mucho a crecer en la posición de arquero, acompañados del trabajo del profe Eddy Villarraga. Mi salida se dio porque no tuve cupo en el equipo.

Los que quedaron campeones:

Marcos Lozano: Está en la Sociedad Deportiva Atlético Nacional de Panamá
Juan Sebastián Moya: Sin equipo, juega torneos amateur con el Club Imagen Dental
Cristian Albornoz: Retirado
Camilo Cataño: Hace parte de Leones de Turbo, de la segunda división de Colombia
Jhon Ibargüen: No tiene equipo, entrena en Ibagué
Henry Obando: Hace parte del Deportes Tolima
Frank Lozano: Entrena con Tolima Real
Víctor Toloza: No tiene equipo, estudia en la Universidad de La Guajira
Carlos Góngora: Sin datos.
Alexis Vergara: Entrena con el Barranquilla F.C.
Cristian Ospina: Retirado
Cristian Lenis: Milita en el Margarita F.C., de la segunda división de Venezuela
Cristian Rosendo González: Retirado
Sebastián Villa: Hace parte del Deportes Tolima
Edwar Sneyder Henao: Milita en el Margarita F.C., de la segunda división de Venezuela
Jhon Asprilla: Entrena en Ibagué, sin equipo
Luis Bernal: Retirado
Nicolás Polanía: Retirado
Stalin López: Entrena en Ibagué, sin equipo
Wílmar Barrios: Hace parte del Deportes Tolima
Andrés Villalobos: Entrena en Ibagué, sin equipo
Andrés Cabrera: Entrena en Ibagué, sin equipo
Diego Vidal: Entrena en Ibagué, sin equipo
Faber Gil: Está en Envigado F.C.
Sleater Arroyo: Hace parte del Deportes Tolima
Gustavo Cañizales: No tiene equipo
David Jaramillo: Entrena con Tolima Real
Wilfrido de la Rosa: Hace parte del Deportes Tolima

Director Técnico: Fabio Martínez
En la actualidad es el Director Deportivo de divisiones menores del Independiente Medellín y ayudante de campo del equipo profesional.

Fotos: El Rincón del Vinotinto, suministradas y El Nuevo Día

Si te lo perdiste